Margariteños estarán el fin de semana con los bolsillos vacíos

La falta de efectivo se presentó en el último 15 del año, justo antes de las fiestas navideñas

La falta de efectivo se presentó en el último 15 del año, justo antes de las fiestas navideñas

Ayer, 16 de julio, hizo crisis la falta de efectivo en Margarita.

Los tres días anteriores nos ocupamos en depositar los billetes de 100 bolívares y el jueves, amanecimos sin efectivo suficiente para movilizarnos, comprar los alimentos, medicinas y hacer cualquier gestión. Donde quiera que se escuchaba la misma pregunta: ¿Como es posibles que recojan los billetes de 100 sin que salieran los de 500 bolívares?

La pregunta no tuvo respuesta. Maduro solo informó en la noche, que estaban llegando los nuevos billetes. Incluso afirmó que ya estaban en el sistema bancario nacional. Sin embrago, en varias ciudades del país se presentaron situaciones irregulares con hechos de violencia incluidos.

Bancos sin billetes ni para pagar el pasaje

El Banco Mercantil del Centro Comercial Sambil, a las dos de la tarde, estaba pagando solo 1.000 bolívares por persona. El Banco Caroní del mismo centro comercial no pagó ni un solo cheque por taquilla, solamente recibieron depósitos y atendieron consultas administrativas. El 100% banco, en cambio, pagó hasta Bs. 5.000,00.

El comentario era general: molestia y estupor. Carmen Suárez, señora empleada de una tienda explicó sus dificultades “Yo vivo en Tacarigua, un pueblo que tiene pocos negocios con puntos de venta por lo que se hace necesario andar con efectivo. Además, trabajo aquí en el Sambil y necesito pagar pasaje, ¿como voy a hacer si no tengo el efectivo?”, se preguntó. El Sr. Raúl Quintana, visitante de Maracay expresó: “Vengo de Maracay a pasar unos días en Margarita y me agarra esta decisión que no tiene explicación. Vine en avión y me movilizo en taxi y autobús, necesito efectivo para moverme con la familia y no encuentro. El banco solo me paga mil bolívares por cheque, ¿que hago yo con eso?, finalizó Quintana.

Los comerciantes informales

Miguel tiene 12 años vendiendo lentes de sol. Su ruta diaria comprende las avenidas Santiago Mariño y 4 de Mayo de Porlamar y los bulevares Gómez y Guevara. Tampoco se explica la razón de la decisión presidencial: “Esto es lo peor que nos ha pasado. En doce años que lleva trabajando en las ventas, estos han sido los días más duros. No he podido conseguir lo que necesito para mantener a mi familia. Yo no tengo punto de venta. Los buhoneros como yo, las empanaderas, los autobuseros, los taxistas, los más pobres, somos los más afectados. Esto es una desgracia” sentenció Miguel.

Un caos en Margarita. Afortunadamente, a diferencia de lo acontecido en otras regiones del país, no tuvimos situaciones de violencia que lamentar, a pesar de que nos agarró este zaperoco en la última quincena de 2016, justo antes de Noche Buena. Por lo menos, por ahora.

Francisco Franco M./El Ají

Dejar respuesta