Runrunes@NelsonBocaranda del 15 de septiembre de 2016

ALTO

MNOAL:

Angustias en Miraflores por la escasa participación de líderes importantes del mundo en el millonario “Festín de Baltazar” que en medio de la hambruna nacional, el desabastecimiento, la inflación y la inseguridad nacional monta el fornido presidente para hacer creer que es un gran mandatario, un fiel heredero de Chávez (como nos lo repiten a la saciedad en la campaña del Minci en la voz del eterno fallecido) y un líder que resiste y sobrevive “los embates de la guerra de Obama y otras potencias imperiales”. Hasta ayer eran más los embajadores y ministros que representarán a sus países en el cónclave  que ha sido muy bien definido como “una manipulación organizada” y “un reloj de arena, detenido en el tiempo de la modernidad y los bien medidos nanosegundos”. Lo que fue el punto intermedio en la llamada “guerra fría” entre la URSS y EEUU ha perdido vigencia, ha sido opacado no solo por la ONU (cuyo Secretario General no viene como sí lo hizo en la reunión anterior) sino por los diversos grupos geográficos o los poderosos G7, G8, G12 o el BRICS donde muchos de los que alguna vez estuvieron enfrentados se sientan a la misma mesa. La XVI Cumbre recibió a representantes de 120 países incluyendo 24 presidentes, 3 reyes, 8 primeros ministros, 50 cancilleres y Ban Ki-moon. El espectáculo risible que estamos dando al traer “importados de tierra firme” -por avión o en buques de la Armada- varios miles de enchufados a los que han puesto a dormir en carpas, a hacer sus necesidades en baños portátiles y disfrazar algunos de árabes o africanos para las fotos de ambiente. El ingenio insular lo llama “el Woodstock socialista”. Harán una marcha de apoyo a Nico&Co.  Ante la gigantesca compra de comida hecha para el evento y con la seguridad que sobrarán miles de kilos les están ofreciendo a los “importados” regalarles algo de lo que quede para que lo lleven para sus casas. Demostración palpable de que hay hambre y el tener algún bocado ya es un premio. Ayer corrían para confirmar que el colega de Maduro, el dictador presidente Mugabee de Zimbabue, y el Rey de Suazilandia, Mswati II, reino tribal donde aún se compran esposas por vacas, podrían confirmar su asistencia. La sifrina canciller venezolana estaba feliz pues Maradona, Danny Glover y Sean Penn, chuletes de tres lustros, anunciaron su presencia y “eso encantará a los medios”. Lo que nos espera son cadenas interminables, discursos contra el imperio golpista, saludos al éxito del gobierno cuyos logros son la destrucción y el retroceso y llamados a la paz de los pueblos (sic). Hasta algunos presidentes que se han enriquecido con el chavismo-madurismo enviarán a sus cancilleres o embajadores. Los vuelos chárter, ida y vuelta a Nueva York, no se han completado todavía. Buchiplumas del mundo ¡Uníos!

Lea los Runrunes completos

Lea sobre el “Woodstock socialista

Loading...

Dejar respuesta