Marta Colomina: Zapatero: es con usted y las bandas de Maduro

Rodríguez Zapatero regresó a Venezuela esta semana acompañado de los expresidentes Torrijos y Fernández para “reunirse con el gobierno y la oposición”, sin que “mediadores” ni ejecutivo hayan dado señales de aceptar las justas condiciones solicitadas por la MUD para dar inicio formal a ese frustrado diálogo, para el que corren los días y semanas con beneplácito de Maduro. Hasta el jueves 21, ni gobierno ni su oficialista CNE habían anunciado fecha para el revocatorio; tampoco el rojo tsj ha cesado en sus delictivas sentencias que inhabilitan, una tras otra, las atribuciones constitucionales de la AN; no ha sido liberado ni uno de los presos políticos; el régimen sigue negado a aceptar ofertas humanitarias para proveer de alimentos y medicinas a los millones de hambrientos y enfermos ; y tampoco parece que los 3 ex presidentes invitados por Maduro para mediar en el nonato diálogo, se den por enterados de la necesidad de ampliar tal mediación con, además de un representante del Vaticano , con otro de la OEA y dos ex mandatarios adicionales del continente que sean más amigos de la democracia que de Maduro .

El texto que sigue es para usted, Zapatero ,por si no ha leído el magnífico artículo que acaba de publicar su compañero de partido y ex presidente –muy distinto a usted por cierto–, Felipe González, cuyas propuestas usted debería incorporar a su deslucida mediación, a fin de dar inicio a un diálogo de verdad que tienda a ofrecer soluciones y no tiempo a Maduro para seguir torpedeando las salidas democráticas y sociales a la crisis, reclamadas por más de 90% de los venezolanos: “Venezuela vive una triple crisis que divide y enfrenta al país y exige respuestas urgentes. Los desafíos son de tal magnitud que no admiten espera y, por eso, nadie puede plantear un ‘diálogo’ para ganar un tiempo que los venezolanos no tienen agobiados por esta crisis” inicia González su artículo “Diálogo, pacto, reconciliación” a cuya idea se adhiere el arzobispo venezolano Urosa Savino: “No se puede seguir dilatando y poniendo trabas al referendo” afirma el prelado. ¿Cuantas veces la MUD ha pedido al CNE que defina los centros de recolección de 20% de las firmas requeridas antes de la votación definitiva del Revocatorio, cuya fecha aún no ha publicado? ¿Sabe Zapatero que el CNE lleva ya 68 días de retraso, en su propósito de no hacer el referendo que Maduro perdería por paliza? “El diálogo debe hacerse para pactar salidas a la crisis… para reconciliar a los venezolanos… y desde el respeto a la Constitución, a los derechos y obligaciones establecidos en ella. Eso no es objeto de canje y por eso no es negociable”, escribe González con palabras que tienen destinatario. Porque hay más, señor Zapatero: “La crisis es institucional, socioeconómica y de seguridad ciudadana. Lo primero que tienen que acordar las partes son los temas de la agenda, así como la composición de la mediación”… La crisis está motivada por la anulación del papel constitucional de la nueva AN con mayoría abrumadora desde el 6-D del año pasado”. Y detalla lo que los tres mediadores pretenden ignorar: “Durante el mes que transcurrió entre ese día y el 5 -1- 2016, que toma posesión, la AN saliente cambió el Tribunal Supremo y la Corte Constitucional para producir una composición obediente al Poder Ejecutivo y anular así las decisiones de la nueva mayoría parlamentaria. Al mismo tiempo Maduro –sigue irrefutable Felipe González– promulgó leyes con el “poder habilitante” de la AN saliente que han restado competencias constitucionales a la nueva Asamblea. Desde que asumió la nueva mayoría nacida de la voluntad soberana de los ciudadanos, no ha podido ejercer sus facultades de control del Poder Ejecutivo, ni sus facultades legislativas. La Sala Constitucional ha ‘secado’ literalmente la actuación de la AN, declarando ‘inconstitucionales’ más de 90% de sus decisiones. Entre las muchas leyes anuladas está la Ley de Amnistía, que habría resuelto el problema de los presos políticos y exiliados. La democracia no es compatible con presos políticos y exiliados” ¿Qué le sugiere a Zapatero frase tan lapidaria de su compañero de partido?

El tsj acaba de dar otro golpe a la AN con la sentencia que ratifica como constitucional la aberrante designación de 34 “magistrados” exprés, todos chavistas, hecho ocurrido horas antes de asumir su mandato la nueva AN y con el que se violaron todas las normas procedimentales, éticas y constitucionales: diputados chavistas votaron por sí mismos para asumir la magistratura del tsj; más de la mitad de la Sala Constitucional está integrada por ex diputados rojos y funcionarios de Maduro. La desvergüenza con la que el régimen exhibe la inexistencia de la división de poderes es tal, que el PSUV dice que “no es problema que los magistrados tengan militancia, lo importante es que renuncien cuando se les designa”. El mismo PSUV pide al tsj la disolución de la AN y cárcel para su directiva y diputados opositores. Las acciones dictatoriales siguen: ahora amenazan con encarcelar también a los diputados de Amazonas si asumen su bien ganado curul, aunque ni el tsj, ni el CNE probaron delito alguno, y ya transcurrió el tiempo legal para su injusta suspensión. Con su incorporación la AN tendría la mayoría calificada confiscada por la banda judicial.

A juzgar por su silencio a Zapatero no parece incomodarle el asalto de Maduro y sus bandas a los derechos humanos (ya son más de 100 los presos políticos), a la Constitución, ni las 35.000 muertes violentas al año, incluida la violencia oficial. Ni siquiera una palabra sobre el hambre y la desnutrición generalizadas por la falta de alimentos y medicinas, mientras Maduro se niega a recibir ayuda humanitaria. El país es una ruina a causa de las erradas y contumaces políticas de Maduro. El FMI anuncia que Venezuela es el país con peor desempeño económico del mundo: con una retracción de 10%, inflación superior a 700% , niveles de pobreza de 78% y desnutrición genocida que el gobierno oculta, mientras al ministro Menéndez dice en la ONU que 94% de los venezolanos comen 3 ó más veces al día, desmentido por las estremecedoras cifras sobre hambre ,desnutrición, mortalidad materna e infantil de las ONG. Baste saber que una familia requiere de 18,4 sueldos básicos para adquirir la canasta alimentaria.

No hay democracia en el mundo, señor Zapatero, que no le haya pedido a Maduro respeto a los derechos humanos y a la Constitución, liberación de los presos políticos, revocatorio este año, y que abra rutas humanitarias para paliar el hambre y las enfermedades crecientes. En las muchas visitas que usted ha hecho a Venezuela como “mediador”, ni siquiera ha citado una sola de las imperativas urgencias descritas con tanta preocupación por su compañero de partido, el ex presidente Felipe González. ¿Y a ese papel de ujier de Maduro, señor Zapatero, lo llama usted “mediación”?

Dejar respuesta