Las noticias pasan, por Mons. Fernando Castro 

“Pareciera que no hay responsables, porque no pasan tampoco las necesidades imperiosas de la gente…es un lenguaje ajeno a la realidad”

Ahora estamos con el tema de la Asamblea Nacional Constituyente. Algunos piensan que no habrá consulta popular, otros dicen que sí, mientras las autoridades gubernamentales siguen en su empeño de realizar una consulta al margen de la Norma. La CEV apunta que la Constitución no hay que reformarla sino cumplirla. El CNE se apresura, ahora los lapsos sí le dan ¿y por qué no en el año 2016? Este poder del Estado se  devela sin independencia política para servir de árbitro: ¿Zamuro cuidando carne?. La ANC es percibida como una imposición ideológica. Es tremendo.

Hay una maniobra permanente de distracción para hacer desviar la atención de los ciudadanos. Y así, abuso tras abuso, que son noticia, pero pasan, y luego más arbitrariedades, que pasan y pasan. Pareciera que no hay responsables, porque no pasan tampoco las necesidades imperiosas de la gente: salud, comida, seguridad, justicia, agua y luz…las noticias pasan, es un lenguaje ajeno a la realidad.

Otra preocupación es la desmesurada represión y el número de personas detenidas, en especial jóvenes que son sometidos ilegalmente a juicio militar. Se ha olvidado que la Constitución dispone el derecho a ser juzgado “por sus jueces naturales”: es un derecho humano. De aquí de Margarita, siete de ellos han sido trasladados a la cárcel de La Pica en Monagas, alejados de su familia y de sus estudios. Da mucho dolor este atropello a nuestra gente…las noticias pasan. Pero es que lo que no pasa es la necesaria súplica a Dios para que nos transformemos y tratemos de ser personas honradas, responsables y trabajadoras. Y sabiamente, todos exijamos y colaboremos para ejercitar nuestros derechos.

El peligro es cargarse de odio, frustración y resentimiento cuando debiéramos tener ilusión, afán de servicio, deseos de superación. Todas estas noticias pasan. No pasa el pueblo que sufre, que necesita soluciones y consuelo. Dios siempre ayuda e ilumina.

Dejar respuesta