Informe Otálvora: Vaticano condicionó su presencia en “diálogo” en Venezuela

Pope Francis gives his thumb up as he leaves at the end of his weekly general audience in St. Peter's square at the Vatican, Wednesday, Sept. 4, 2013. (AP Photo/Riccardo De Luca)

Por Edgar C. Otálvora

@ecotalvora

Con absoluta indiferencia de los gobiernos del Continente, el 06NOV16 se realizan votaciones presidenciales en Nicaragua, marcadas por un fraude institucional que garantiza el “triunfo” de Daniel Ortega y su cogobernante esposa Rosario Murillo.

La colonización de los poderes públicos nicas por la familia presidencial y su partido sandinista, permitirá que Ortega logre un tercer mandato consecutivo. En 2001, Ortega se presentó a la reelección burlando normas constitucionales amparándose en una sentencia de la Corte Suprema controlada circunstancialmente por el sandinismo. En 2016, las máximas autoridades judiciales y electorales bajo control sandinista, mediante una seguidilla de sentencias y decisiones inhabilitaron al principal candidato opositor, el médico Luís Callejas, quien representaba a la Coalición Nacional por la Democracia, una amplia alianza electoral con capacidad cierta de competirle la Presidencia a Ortega.

*****

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, es prácticamente el único actor internacional que se activó ante la situación en Nicaragua y lo ha hecho con cautela. El 14OCT16 Almagro envió a Ortega un informe privado “ponderando los hechos” electorales ante lo cual Ortega accedió a crear una comisión conjunta que se reunirá con la OEA dos veces por mes. Además invitó a Almagro para una visita a Nicaragua, pero sólo después de las elecciones. Si bien el Departamento de Estado de EEUU se ha pronunciado en varias ocasiones reclamando que Ortega “cerró los espacios democráticos”, la diplomacia estadounidense como la de todo el Continente está evitando actuar ante el caso Nicaragua. Enfrentar dictaduras no pareciera ser tema de interés en las cancillerías del Continente.

*****

El 06DIC15, día cuando se registró la derrota del chavismo en la elección parlamentaria venezolana, tres expresidentes extranjeros coincidieron en Caracas. El español José Rodríguez Zapatero, el panameño Martín Torrijos y el dominicano Leonel Fernández. Los dos primeros llegaron a Venezuelacomo invitados especiales de las autoridades chavistas del Consejo Nacional Electoral. Fernández, en tanto, encabezó una dudosa misión electoral de Unasur, la única permitida por el régimen, organizada por Ernesto Samper actuando como aliado de los gobiernos castrochavistas de la región. Asegura Zapatero que él solicitó al gobierno Maduro ser invitado. Los tres expresidentes visitaron Caracas en calidad de amigos del gobierno Maduro y del régimen cubano, como ya Torrijos y Fernández lo habían hecho en las elecciones presidenciales del 14ABR13.

*****

Zapatero había visitado Cuba el 25FEB15 donde fue recibido con honores por Raúl Castro quien se hizo acompañar por su canciller Bruno Rodríguez y por el Ministro de Inversión Extranjera Antonio Carricarte. El viaje de Zapatero a La Habana, calificado como “desleal” e “inoportuno” por la cancillería española, tenía fuertes olores a cita de negocios. Zapatero llegó a La Habana escoltado de quien fue su Ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, el mismo que desde ese año ofrece servicios de asesoría y lobby para negocios en Cuba. Por cierto, Torrijos también visitó a Raúl Castro el 13NOV15, menos de un mes antes de su viaje electoral a Caracas.

*****

La estrategia del régimen venezolano, al perder el control de la Asamblea Nacional, fue la de neutralizar la capacidad legislativa y contralora parlamentaria. Con el transcurrir del año, el gobierno Maduro igualmente se embarcó en la línea de impedir la celebración de un referendo revocatorio presidencial que ganaba cuerpo ante el rápido deterioro de las condiciones económicas. Para la Oposición, a su vez, la Asamblea Nacional se convirtió en una herramienta para adelantar vías constitucionales procurando un cambio de régimen en el país.

En una combinación de movidas que ya se ha hecho recurrente en el régimen chavista, el 11ABR16 el Tribunal Supremo de Justicia controlado por el chavismo, dejó sin efecto la Ley de Amnistía aprobada por la mayoría opositora en la Asamblea Nacional. Pocas horas después, Maduro instaló en presencia de Samper, una “Comisión por la Verdad y la Justicia” bajo el argumento que varias decenas de muertos a manos de la represión militarizada durante las protestas populares del año 2014, serían responsabilidad de la Oposición. La MUD se negó a participar en tal instancia pero ya los nombres de Zapatero, Torrijos y Fernández aparecieron como parte de los planes de Maduro y Samper para “enjuiciar” a la Oposición.

El 18MAY16, Zapatero llegó a Caracas luego de asistir a las elecciones presidenciales en República Dominicana, en las que un aliado y la esposa de Leonel Fernández resultaron reelectos. Zapatero, Fernández y Torrijos se presentaron en Venezuela como “mediadores” entre Gobierno y Oposición, atendiendo una “invitación” de Unasur. Llegaron a Caracas con la venia oficialista y el auspicio de algunos sectores de la Oposición, dejando correr rumores de una inminente liberación de presos políticos como Leopoldo López y Manuel Rosales. Los seguidores de López rápidamente aclararon que ellos no estaban negociando la libertad de su líder. Los diputados de Rosales exaltaron el diálogo, quedando en evidencia que voceros de ese partido participaron en las primeras tratativas para introducir a Zapatero en Venezuela e influyeron para que la Oposición aceptara sin preparación previa una primera reunión el 27MAY16 en un balneario de República Dominicana donde también viajó una delegación de Maduro. Ese 27MAY16 la alianza opositora MUD dejó saber a los “facilitadores” que el “diálogo” dependía de la liberación inmediata de los presos políticos, realización del referendo revocatorio, respeto a la Asamblea Nacional y reconocimiento de la crisis humanitaria. Esos puntos son en esencia los mismos que el 04NOV16 expuso la MUD cuando ya el “diálogo” con el Gobierno había iniciado.

*****

Zapatero, Torrijos y Fernández tienen en común que forman parte de la Internacional Socialista, organización a la cual están asociados también tres de los principales partidos opositores venezolanos: el histórico partido “Acción Democrática”, “Voluntad Popular” de Leopoldo López y “Un Nuevo Tiempo” de Manuel Rosales. Pero estos tres políticos renombrados que podían estar cercanos a la Oposición venezolana en realidad actuaban como agentes prooficialistas. Buena parte de la Oposición, incluyendo a Henrique Capriles Randonski, pusieron en duda la imparcialidad de los expresidentes, máxime cuando Zapatero expresamente se habría referido en contra a la celebración de un referendo revocatorio contra Maduro, justamente la vía por la cual la MUD había optado para un rápido cambio de gobierno. El apoyo internacional recolectado por el trio de expresidentes, incluso entre gobiernos extranjeros amigos de la Oposición, como el de EEUU, forzó a que buena parte de la MUD aceptara la “mediación”, pero condicionándola a una ampliación de los facilitadores. Invitar a expresidentes no socialistas como el colombiano Andrés Pastrana o el boliviano Tuto Quiroga y, solicitar la participación de un enviado del papa Francisco fueran requisitos expuestos por la MUD para reducir la prevalencia de Samper y Zapatero en un eventual esquema de negociación con el Gobierno Maduro. Finalmente Maduro y la MUD, por medio de Samper, anunciaron el 21JUL16 su acuerdo de invitar al Vaticano a sumarse a Zapatero en las tareas de “facilitación y acompañamiento”.

*****

El 25JUL16, Ernesto Samper, en su calidad de Secretario de Unasur, envió una insólita comunicación al Vaticano, en la cual solicitó que la Santa Sede se sumara al grupo de Zapatero. No era la primera vez que Samper se arrogaba la representación de Venezuela, iniciativa que no fue del agrado en la Santa Sede. No es Samper un interlocutor para el Vaticano en asuntos venezolanos, opinó la diplomacia pontificia y así se lo hizo saber en carta del 12AGO16 firmada por Pietro Cardenal Paroli, el antiguo Nuncio en Caracas y actual poderoso Secretario de Estado de Su Santidad. En la carta de Paroli que fue hecha pública por Samper sólo un mes después, el Vaticano condicionó su presencia en un “diálogo” Gobierno-Oposición en Venezuela. Al igual que se negó a participar en la conformación del tribunal de paz previsto en el Acuerdo Santos-Farc en Colombia, el Vaticano no estaba dispuesto a gastar energías organizando diálogo en Venezuela el cual es rechazado por parte del liderazgo opositor. Paroli exigió que las “partes interesadas” extendieran la debida invitación, pero sólo cuando “hayan tomado la firme decisión de iniciar formalmente el diálogo”. Igualmente pidió que Gobierno y Oposición fueran receptivos “para acoger las eventuales sugerencias” rechazando un simple rol de “facilitador”. El Vaticano comisionó a su Nuncio en Argentina Emir Paul Tscherrig y al arzobispo Claudio María Celli para viajar a Caracas sólo cuando el Gobierno y voceros oficiales de la MUD aseguraron estar listos para dialogar tras decenas de encuentros secretos y públicos, de exploración y de creación de clima, los cuales se multiplicaron en agosto y septiembre. La diplomacia vaticana asumió la propuesta que Zapatero esbozó el 21JUN16 ante la OEA para organizar el “diálogo” en cuatro mesas temáticas.

*****

El 20OCT16, el chavista Consejo Nacional Electoral abortó el proceso del referendo revocatorio. Cuatro días después, el Vaticano anunció en Caracas el inicio del “diálogo” MUD-Gobierno, debilitando la ruta de protestas que Henrique Capriles, el partido de Leopoldo López y partidos pequeños motorizados por María Corina Machado proponían adelantar. Imposibilitado el referendo, la Oposición ahora habla de “elecciones adelantadas”, para lo cual se requeriría una reforma constitucional o la renuncia de Maduro antes del 10ENE17, eventos de improbable ocurrencia o negociación. El Vaticano y la mayoría de la MUD están exigiendo prontos “gestos concretos”, mientras el Gobierno, Samper y algún precandidato opositor juegan a alargar el proceso.

Loading...

Dejar respuesta