Alfredo Jimeno: Defendamos Chacao

Chacao está muy lejos de ser el municipio seguro y tranquilo que hasta hace algunos años fue. Un municipio que, a pesar de estar en el corazón de una ciudad cada vez más violenta e insegura, y a pesar de estar en la zona capital de un país con una creciente tasa de homicidios, logró consolidarse como una isla de seguridad en un entorno por demás hostil. Un municipio con sus problemas cotidianos como cualquier otro, pero que contaba con la mejor policía municipal de todo el país, capaz, con todo y las limitaciones que la crítica realidad nacional comenzaba a imponer, de atender de la mejor forma posible los requerimientos de seguridad de todos los vecinos. Un municipio de encuentro no solo para los chacaoenses sino para todos los caraqueños, que tenían en nuestras plazas y áreas públicas una burbuja donde se podían sentir seguros y confiados. 

Desde que la policía municipal de Chacao fue intervenida por el gobierno nacional hace casi dos meses, la situación de la seguridad ciudadana en el municipio, que de por sí ya venía empeorando sensiblemente obligándonos a asumir una actitud de alerta y de denuncia, es cada vez más alarmante. 

Al momento de materializarse la acción contra nuestra policía, la junta interventora del gobierno nacional, ante la preocupación lógica de los vecinos y por nuestras repetidas exigencias, manifestó en primera instancia que la intervención sería tan solo técnica y momentánea, más no total e indefinida, ello con el fin de que la seguridad de los chacaoenses no se viera amenazada. Sin embargo, a juzgar por los hechos palpables y comprobables, el gobierno nacional, como ya es costumbre, nos mintió. 

A más de seis semanas de la intervención de nuestra policía municipal no existe un cronograma claro y transparente que les diga a los vecinos por qué razón y cuánto tiempo durará su policía municipal intervenida; ningún chacaoense sabe qué hacen sus policías porque los vecinos han sido imposibilitados de ejercer la función de la contraloría ciudadana por la que en Chacao hemos luchado tanto; y, por si fuera poco, la calidad profesional de toda la institución policial se ha visto afectada por la politización que ha introducido en este caso el gobierno nacional con el afán de hallar un chivo expiatorio con que culpar a la oposición de cualquier cosa que se pueda imaginar. 

La situación es realmente dramática y no acepta dudas ni cálculos políticos. La vida de todos los chacaoenses se está poniendo en riesgo con cada día que pasa nuestra policía municipal intervenida y maniatada por razones políticas, y somos nosotros, quienes fuimos electos para ejercer cargos de representación popular por la voluntad democrática y soberana de nuestros vecinos, los primeros obligados en dar un paso al frente en la lucha por la defensa del derecho que tenemos los chacaoenses a vivir tranquilos y seguros. 

Por eso, en mi condición de concejal, he sido constante en el justo reclamo de nuestros vecinos, y por ello le he pedido directamente al ministro González López, a través de una comunicación firmada y sellada enviada a su despacho, la publicación de un cronograma que aclare todos los aspectos de la intervención de nuestra policía municipal; le he exigido además a la junta interventora de nuestra policía, a través del Consejo de Seguridad Ciudadana conformado por varios miembros de nuestra comunidad, una rendición de cuentas constante para que nuestros vecinos sepan qué está haciendo su cuerpo policial; y, siendo consecuente con nuestra forma de lucha, he acompañado a los chacaoenses en manifestaciones pacíficas a favor de sus derechos que hoy están siendo injustamente violados. 

Sin embargo, hace falta que todos asumamos con mucha decisión y sin dubitaciones esta lucha, comenzando por el alcalde hasta llegar al último de los funcionarios públicos al servicio de nuestro municipio. Todos tenemos el deber de defender a Chacao contra quienes no se interesan por el bienestar ni las libertades ciudadanas, esos a quienes no les importa poner el riesgo vidas inocentes con tal de procurar objetivos políticos. 

Actuar como si la vida de los chacaoenses no estuviera en riesgo con la intervención de nuestra policía municipal, asumiendo como normal y rutinario un hecho gravísimo e injustificado, es, cuando menos, irresponsable… y si algo no necesitan nuestros vecinos en este momento crítico, es precisamente eso. 

@AlfredoJimenoR

Concejal de Chacao

www.alfredojimeno.com

Loading...

Dejar respuesta