TSJ anula incorporación de diputados de Amazonas (otra vez)

La Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia declaró la invalidez, inexistencia e ineficacia jurídica del acto de juramentación e incorporación a la Asamblea Nacional de los ciudadanos Julio Ygarza, Nirma Guarulla y Romel Guzamana en los cargos de diputados por “violación flagrante del orden público constitucional”.

La decisión dictada en ponencia conjunta declara el desacato en el que ha incurrido la junta directiva de la AN junto con los diputados de la Unidad ante las dos sentencias emitidas por la Sala Electoral, dictadas el 30 de diciembre y el 11 de enero pasados, en las que se ordenó y ratificó, respectivamente, la suspensión de efectos de los actos de totalización, adjudicación y proclamación de los diputados electos en Amazonas y la Región Indígena Sur.

El máximo tribunal advirtió que se reservará todas las acciones o procedimientos judiciales a que haya lugar para exigir las responsabilidades respectivas y mantener el orden constitucional.

Sorpresa. Ayer en los pasillos del Parlamento esperaban que el TSJ pusiera fin a su propio entuerto, debido a la suspensión de sus cargos de los tres diputados electos y a su reincorporación a la cámara por parte de la junta directiva.

“Vamos a ver qué ocurre en estas horas. Estamos en un terreno fangoso. Lo que esperamos es una sentencia de la Sala Electoral que subsane su propio error”, señalaron diputados de la oposición.

Una muestra de lo fangoso del terreno es que en menos de 24 de horas se pronunciaron el Consejo Nacional Electoral para decir que no ha emitido nuevas actas de proclamación; el TSJ, para explicar que “situaciones” le han impedido resolver la causa y hasta la Procuraduría General, que según sus atribuciones constitucionales, no tiene nada que ver en el asunto.

La directiva de la AN no se quedó atrás y también emitió un comunicado ayer para ratificar que su decisión de juramentar a Nirma Guarulla, Julio Ygarza y Romel Guzamana responde a la “grave denegación de justicia” en que incurrió la Sala Electoral.

“El contenido del comunicado del TSJ confirma que se ha desconocido el derecho al debido proceso y que se ha cometido una grave violación del derecho a la participación y a la representación política”, afirmó la junta directiva.

Pese a todo, el segundo vicepresidente, Simón Calzadilla (MUD), considera que la desincorporación de los diputados en enero, en acatamiento a las sentencias 260 y 01 de la Sala Electoral, “no fue un error político, sino un acto de buena fe de los tres diputados”.

Calzadilla exhortó al tribunal a anular la medida cautelar: “La aberración del TSJ fue proteger los derechos de una candidata perdedora vulnerando los derechos de los diputados electos y de todos los habitantes de Amazonas y pueblos indígenas”.

Loading...

Dejar respuesta