Sin humo blanco en diálogo de Rep. Dominicana. Se vuelven a sentar en 2 semanas

El Gobierno y la oposición de Venezuela retomarán conversaciones en dos semanas tras concluir dos días de diálogo en República Dominicana sin acuerdos concretos para mitigar la crisis del país.

Reuters

El presidente de República Dominicana, Danilo Medina, quien acompañó las jornadas junto a cancilleres de otros países, dijo el sábado que se fijó un nuevo encuentro para el 15 de diciembre, sin dar detalles de algún avance.

Varios esfuerzos de mediación han fallado en los últimos años. Los críticos al gobierno socialista sostiene que el presidente Nicolás Maduro busca comprar tiempo a través del diálogo y el mandatario acusa a sus adversarios de preferir la violencia antes que la negociación.

“El gobierno y la oposición han reiterado la voluntad de avanzar hacia un acuerdo”, dijo el presidente anfitrión Danilo Medina. “El próximo 15 de diciembre celebraremos una nueva reunión con el objetivo de lograr un acuerdo definitivo (…) No les podemos dar detalles porque no hemos concluido”, agregó.

Las conversaciones se producen en medio de una profunda crisis en la coalición de partidos opositores, que acusan al gobierno de comportarse como una dictadura y reclaman condiciones justas para participar en unas elecciones presidenciales el año que viene, donde el mandatario podría reelegirse.

“Este proceso es difícil, es un proceso fuerte, duro, de debate, de confrontación”, dijo Julio Borges, presidente del Parlamento de Venezuela, donde la oposición es mayoría.

La oposición venezolana pidió también en la mesa de diálogo en República Dominicana abrir un canal humanitario para atenuar los efectos de una prolongada recesión económica, escasez y alta inflación, y también reiteró su exigencia de que sean liberados centenares de políticos presos.

“Nosotros decimos que la verdadera ayuda debería provenir en cesar con los ataques a la economía de Venezuela”, dijo Jorge Rodríguez, el ministro de Comunicación venezolano y uno de los representantes del gobierno en ese encuentro, quien se mostró “satisfecho” con el reinicio del diálogo.

El presidente Nicolás Maduro ha negado que su país viva una crisis humanitaria y la delegación que envió a la reunión exigía que se levanten las sanciones financieras impuestas por el gobierno de Estados Unidos, que consideran han obstaculizado las importaciones de bienes básicos y los pagos de deuda externa.

Si bien las puertas del diálogo aún no están cerradas, ambas partes no cedieron a puntos claves en la negociación de dos días, comentó uno de los asistentes a las conversaciones que no estaba autorizado a hablar en público del tema.

    Los cancilleres de Chile, México, Bolivia, Nicaragua y de República Dominicana actúan como garantes del proceso de diálogo, que acompañan otros representantes internacionales, como el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero.

Dejar respuesta