SEBIN detiene a director de la Cancillería venezolana por reunirse con dirigentes de la oposición

Ricardo Moreno fue arrestado el 10 de noviembre por una comisión del SEBIN en su despacho del Ministerio de Relaciones Exteriores

Diario de Las Américas

El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) detuvo a Ricardo Moreno, director general para el Despacho de América del Norte del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores venezolano, en una operación que hasta ahora se ha mantenido oculta por parte del Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Moreno fue detenido el jueves 10 de noviembre en su despacho de la Cancillería, en Caracas, en una operación coordinada por organismos de seguridad e inteligencia bolivarianos, los cuales clausuraron la oficina del funcionario, confirmaron fuentes al tanto de la operación.

La voz de alerta la dio vía Twitter el artista venezolano Fernando Carrillo, quien pidió a la ministra de Exteriores, Delcy Rodríguez, investigar el paradero del funcionario, con quien ella personalmente mantiene amistad desde hace varios años y había recomendado la designación de éste al despacho de América del Norte.

13 de noviembre:

Todavía Carrillo desconoce el paradero de Ricardo Moreno.

16 de noviembre de 2016

Moreno llevaba seis meses en el cargo, cuando en mayo de 2016 fue publicado en Gaceta Oficial su nombramiento como “Director General del Despacho del Viceministro para América del Norte”, un cargo estratégico en lo que se refiere al manejo de las relaciones con el Departamento de Estado.

Era tan estrecha su conexión con Estados Unidos que tenía residencia permanente en el país, pero renunció a ella para asumir el cargo de Cónsul General en San Francisco, ciudad en la que era bien conocido dentro de círculos de izquierda, sociales y religiosos.

No obstante, el Departamento de Estado nunca respondió a su solicitud de visado diplomático para ser acreditado como cónsul lo que se interpretó como una negativa por parte de Washington a aceptarlo.

La última vez que Moreno fue visto en público, ejerciendo funciones oficiales, fue el 8 de noviembre pasado cuando asistió a un evento organizado por la embajada estadounidense en Caracas, con motivo de las elecciones presidenciales.

Allí coincidió con políticos de la oposición y diplomáticos norteamericanos, lo que despertó las señales de alerta en medio de la tensión que reina dentro del gobierno de Maduro por posibles filtraciones, revela una de las fuentes, que pidió no identificar su identidad.

En representación de su Despacho, Moreno había sido autorizado para asistir a la recepción en el hotel Eurobuilding por el propio viceministro para América del Norte, Bernardo ALvarez, antiguo embajador de Venezuela ante la Casa Blanca.

Que un funcionario en un cargo tan estratégico en el Ministerio de Exteriores venezolano haya sido detenido por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) dentro de su propia oficina, vislumbra que Moreno pudo cometer una falta grave en el cumplimiento de sus funciones.

El Director del Despacho para América del Norte es responsable de manejar los contactos y comunicaciones con las misiones diplomáticas de Venezuela en esa región, así como embajadas y organismos acreditados ante Caracas, por lo que Moreno manejaba información estratégica de los movimientos y acciones del Gobierno referidas a las relaciones con EEUU, Canadá y México.

Privó en su nombramiento la amistad personal con la canciller de Venezuela, más que un criterio político estratégico, tomando en cuenta que no es un funcionario de carrera.

Moreno tuvo diferencias con el director general del despacho de la Canciller, Rolando Corao, quien es esposo de la exministra Jacquiline Farías, que aspiraba a que su hija Andrea Corea, ocupara, además de la Dirección General para Europa, la Dirección General para América del Norte, relata una de las fuentes.

Las alarmas dentro de la Cancillería venezolana se encendieron en septiembre cuando se abrió una investigación a raíz de la filtración de la agenda (programada y confidencial) que ejercutaría el presidente Maduro durante su asistencia a la Asamblea General de Naciones Unidas.

La filtración por parte de una periodista fue uno de los motivos que influyó en la cancelación del viaje de Maduro a Nueva York, por motivos de seguridad.

Con información del Diario de Las Américas

Loading...

Dejar respuesta