Proyecto Venezuela: El único diálogo posible es con el voto popular y respeto a la Constitución

La diputada Neidy Rosal, jefa del Bloque de Opinión Parlamentario de Proyecto Venezuela en el Consejo Legislativo de Carabobo (CLEC), salvó su voto este martes en la sesión ordinario del parlamento regional con respecto a la aprobación de un acuerdo de cámara en apoyo a la instalación del diálogo, debido a que consideran que actualmente no están dadas las condiciones de equidad y equilibrio para este diálogo.

Sin embargo, dejan constancia los legisladores Julio César Rivas, María Victoria Rodríguez y Neidy Rosal de que desde la Unidad siempre “hemos sido promotores de la necesidad de un diálogo sincero y eficaz, pero los antecedentes nos obligan a estar alertas y no ser ingenuos”.

El diálogo sólo tendría sentido si hay garantías de que el orden constitucional va a restablecerse de forma inmediata, de lo contrario, destacó Rosal, se corre el riesgo de caer en “un nuevo engaño”.

No obstante, manifestó la parlamentaria que “no están dadas las condiciones para un diálogo, debido a que el gobierno insiste en bloquear todas las vías pacíficas, constitucionales y democráticas, además, el régimen continúa promoviendo la confrontación política, la persecución, la violencia y el amedrentamiento contra todos aquellos que lo adversamos”.

Según Rosal es fundamental en este diálogo la presencia de otros organismos internacionales, como la Organización de Estados Americanos, (OEA), y de otros ex mandatarios del continente que garanticen la verdadera imparcialidad que la situación amerita.

Con respeto a los voceros de las fuerzas democráticas y la Unidad –consideró- que debe ampliarse la representación, no solo a los integrantes de cuatro partidos, creemos que debe incluir a liderazgos políticos emergentes, a la sociedad civil y sectores que son fundamentales como: Universidades, trabajadores, estudiantes, entre otros.

Del mismo modo, la parlamentaria carabobeña solicitó la liberación de todos los presos políticos, además de detener las persecuciones contra dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática, así como levantar las inhabilitaciones y prohibiciones de salidas del país a líderes opositores y permitir el ingreso a la nación de todos los exiliados por el ejercicio de los ideales políticos.

Otro aspecto que destacó la diputada es que se detenga de inmediato los atropellos del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en contra de la Asamblea Nacional, “demandamos que se respete la voluntad popular representada por los parlamentarios elegidos el pasado 6 de diciembre y la autonomía del Poder Legislativo nacional”.

Del mismo modo, dijo Neidy Rosal que se debe dar apertura inmediata del canal humanitario para organizar desde la Iglesia, la MUD, sectores empresariales, gremiales, y sociedad civil organizada, mecanismos necesarios para ayudar a las necesidades de nuestros ciudadanos.

Finalmente, la diputada aseguró que “el único diálogo que puede existir es el respeto a la Constitución, las leyes y los derechos que tienen todos los venezolanos al referéndum revocatorio, tal como se efectuó en una oportunidad contra el difundo presidente Hugo Chávez, donde él resultó victorioso y la oposición lo asumió y respetó los resultados. El referéndum no es una opción del gobierno de turno, es un derecho consagrado en la Carta Magna”.

Nuestra prioridad es avanzar en lo institucional para lograr la restitución de la Constitución y la democracia, convocando a elecciones presidenciales y constitucionales lo antes posible, concluyó el documento firmado por los legisladores: Julio César Rivas, María Victoria Rodríguez y Neidy Rosal.

Loading...

Dejar respuesta