Pronunciamiento de GANA: “El retroceso del TSJ no cambia nada. Maduro debe irse”

Este sábado, mediante la publicación de las sentencias 157 y 158, el Tribunal Supremo de Justicia decidió revertir las sentencias anteriores, mediante las cuales anulaba el Poder Legislativo y asumía sus funciones. Al respecto, la Gran Alianza Nacional, GANA, plantea lo siguiente:

 

1. El Tribunal Supremo de Justicia cometió un delito de lesa patria cuando disolvió la Asamblea Nacional. Ese delito no se subsana “revirtiendo” su anterior decisión, sino castigando a los culpables y restableciendo el hilo constitucional. Además, el TSJ suprimió solo una parte de las sentencias, el resto de las partes –así como muchas otras sentencias anteriores que neutralizan al Parlamento– siguen vigentes.

 

2. El “exhorto” del Consejo de Defensa Nacional para revertir las sentencias 155 y 156 es un intento desesperado del régimen para encubrir que Maduro y el TSJ perpetraron un golpe de Estado, el cual se subsana única y exclusivamente con un cambio de gobierno.

 

3. Maduro miente cuando afirma que “él no sabía nada” de las sentencias del TSJ y que “se enteró por la prensa”. Por el contrario, todo indica que fue él quien ordenó al TSJ disolver la Asamblea Nacional. Ahora quiere retroceder en vista de la presión nacional e internacional.

 

4. La declaración de la Fiscal Luisa Ortega Díaz –independientemente de sus motivos– constituye el último argumento jurídico requerido para impulsar la salida de Maduro. Si la Fiscal realmente desea defender la Constitución, entonces debe proceder penalmente en contra de los culpables. De lo contrario, quedará demostrado que su reciente actuación es parte de una maniobra gubernamental.

 

5. Insistimos en lo expresado en un comunicado anterior de GANA: la Asamblea Nacional debe desconocer tanto al TSJ como al gobierno de Maduro http://bit.ly/2nEcJLZ

 

6. El mayor peligro que enfrenta Venezuela en este momento es que sectores de la MUD negocien con el régimen –como lo han hecho anteriormente– para mantener a Maduro en el poder. Hay quienes estarían dispuestos a ignorar lo ocurrido a cambio de una promesa sobre futuras elecciones. Urge que los venezolanos estemos vigilantes respecto a cualquier intento de pacto contrario al interés nacional.

 

7. El sector institucional de las Fuerzas Armadas debe pronunciarse en contra del golpe de Estado dado por Maduro y su TSJ, y colaborar con el restablecimiento del orden constitucional.

 

8. Debemos permanecer en las calles hasta que se produzca el cambio de gobierno. Todas las condiciones políticas, jurídicas, sociales, económicas, e internacionales, están dadas para que Maduro se vaya.

 

9. Agradecemos a la comunidad internacional por el apoyo que han dado al pueblo venezolano en estos momentos de crisis. GANA plantea que siguen vigentes todas las violaciones que ameritan la activación de la Carta Democrática.

 

10. Queremos enviar un mensaje de confianza y de esperanza al pueblo venezolano. Podemos lograr el cambio de gobierno. ¡No se desanimen! ¡Sigan adelante! ¡Venezuela GANA!

1 Comentario

  1. Subscribo en todas y cada una de sus partes este pronunciamiento puesto que una vez fueron emitida/publicadas las sentencias 155 y 156, consolidado el delito, no existe rectificación o alternativa distinta puesto que, sólo la apertura del Antejuicio de Mérito, la suspensión en el ejercicio del cargo de todos y cada uno de los siete magistrados de esa Sala Constitucional, quienes concitando sus voluntades, en expreso desempeño y con pleno y total conocimiento de los derivados criminales de sus decisiones, son criminalmente responsables y deben ser llevados a juicio, imputados por sus delitos, condenados y recluidos en cárceles para el cumplimiento de la condena.
    Si la Asamblea Nacional como derivado inapelable, no procede en consecuencia no sólo a demandar y lograr el enjuiciamiento y condena de los criminales e iniciar el proceso para la sustitución total de los 32 magistrados del TSJ, para el ciudadano común no quedará sino una sola evidenciada verdad: el contubernio entre la dirigencia del gobierno y la dirigencia de la oposición, para evitar tanto el juicio y encarcelamiento de los siete magistrados criminales como la sustitución de los otros 25.

Dejar respuesta