MUD anuncia 7 puntos de concentración para “la toma de Caracas” el próximo 1 de septiembre 

Foto Archivo

La Toma de Caracas convocada para el 1 de septiembre será una jornada “en paz y por la paz” y a ello se ha comprometido la Unidad Democrática, aseguró este jueves su secretario ejecutivo, Jesús Chuo Torrealba, al anunciar los siete puntos de concentración en que ha sido dividida la capital para recibir a los venezolanos que vendrán desde todos los rincones del país.

“La MUD está claramente comprometida con una jornada de paz. Ese es nuestro compromiso y lo vamos a cumplir y a hacer cumplir”, dijo Torrealba luego de anunciar que la Toma de Caracas ya comenzó con la marcha hacia la capital que emprendieron ayer indígenas del estado Amazonas.

Indicó que serán  siete los puntos de concentración que funcionarán ese día en Caracas.

El primero que anunció fue el punto que funcionará en el Unicentro El Marqués, adonde, además de los caraqueños de las zonas aledañas, llegarán las personas que vengan de Anzoátegui, Barlovento, Guarenas y Guatire

En el distribuidor Santa Fe estarán todos los vecinos de los barrios y urbanizaciones del sureste de Caracas, y también quienes vengan de los Altos Mirandinos.

En Caurimare habrá otro punto donde se concentrará la población de los municipios El Hatillo y Baruta.

En Santa Mónica, a la altura de Crema Paraíso, se concentrará la parte más cercana a ese sector del municipio Libertador y las personas que vengan de los estados andinos más Lara y Yaracuy.

En la avenida O´Higgins de El Paraíso se concentrará la gente del suroeste de la capital y todo el estado Vargas.

En la Plaza Venezuela se concentrarán los que vengan de los estados Zulia, Falcón, Aragua, Carabobo y Valles del Tuy junto al movimiento estudiantil venezolano.

Parque Cristal albergará a quienes procedan de los estados orientales de Nueva Esparta, Sucre, Delta Amacuro y Bolívar, además de la gente del área metropolitana de Caracas.

Indicó que hay estados en los cuales aún se están realizando coordinaciones con las respectivas representaciones regionales de la MUD, pero aseguró que “cada uno va a tener su punto de concentración acá en Caracas”.

Agregó que desde esas áreas se avanzará hacia un único punto de concentración que será anunciado 48 horas antes de la Toma de Caracas, es decir, el martes 30 de agosto, día en que también se anunciarán las reglas de esta manifestación.

“Esta es una manifestación con reglas y con normas, porque el ente que convoca no es simplemente una alianza de partidos sino que es la fuerza que está llamada a liderar la transición democrática en paz, a liderar un proceso de reconstrucción nacional inclusivo y solidario. El protocolo de actuación de ese día va a estar signado fundamentalmente por el carácter no violento de esta jornada”, indicó.

“No queremos una capucha, ni un vidrio partido, ni una piedra en el aire. Lo único que quiere el pueblo venezolano es ciudadanía movilizada, ciudadanía en acción exigiendo la demanda central de esta movilización que es el cronograma electoral, es decir, la fecha del 20 %,  la fecha del referendo revocatorio y la fecha de las elecciones regionales, porque esas tres citas electorales son un derecho del pueblo venezolano”, agregó.

Al subrayar la importancia del carácter pacífico de esta manifestación, el alto vocero de la oposición comentó que la intención “no es ganarle la guerra al gobierno sino imponerle la paz, una paz tan sólida y tan robusta que sea capaz de aislar y segregar a los violentos. Eso es lo que va a pasar el 1 de septiembre. Esa va a ser una movilización en paz y por la paz, entre otras razones porque el pueblo mismo lo va a garantizar”, reiteró.

“Nuestro deber es construir una ventana que permita al país y al mundo ver el tamaño de la Venezuela que quiere cambio y, para eso, esa jornada deber ser claramente pacífica. La gente tiene que poder llegar y permanecer”, apuntó.

“Vamos a trabajar activamente para que esta sea una movilización en paz y por la paz, pero aun así es el Estado el que tiene la obligación constitucional de preservar la paz y la seguridad de los ciudadanos”, advirtió.

No más trampas del CNE

Torrealba también se refirió a la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE), anunciada ayer, de aprobar la solicitud hecha por la Unidad para que se convoque la segunda etapa del referendo revocatorio, en la cual el 20 % del electorado venezolano deberá manifestar su voluntad o aceptación para que se adelanten las elecciones presidenciales.

En ese sentido informó que en esta etapa están llamados a participar los 19 millones 567 mil 013 venezolanos inscritos en el Registro Electoral (RE) y que se trata de una circunscripción nacional porque el funcionario que va a ser revocado es el presidente de la República. “Que no vengan las señoras del CNE a decir que hay que regionalizar el referendo”, advirtió.

“A esa consulta están convocados todos los integrantes del registro electoral. En consecuencia, la plataforma tecnológica que tiene que estar a disposición del país para que esa población se pueda expresar, tiene que ser la misma que atiende a una elección nacional. Por eso, nuestra demanda inicial es que para esta etapa del RR haya 40 mil máquinas captahuellas distribuidas en 14.500 centros de recolección de manifestaciones de voluntad. A partir de esa demanda, empezamos a hablar”, señaló.

“No vamos a aceptar una trapacería (artificio engañoso) supuestamente metodológica que oculte la denegación del derecho de los ciudadanos a manifestar libremente su voluntad”, advirtió.

De la polaridad a la unidad

Consultado sobre quienes dicen que el 1 de septiembre lo que busca es reorganizar al país, Torrealba respondió que la Unidad ha trabajado intensamente durante 17 años para despolarizar al país. “Y lo logramos: hoy Venezuela no está polarizada, ya no está dividiendo en bloques 50-50, 51-49, 45 a 55. No. Hoy hay un país unido: 8 de cada 10 venezolanos queremos a Maduro fuera del poder y es un grupo cada vez más reducido el que quiere evadir esa realidad”.

“Aquí hay una unidad nacional contra la cúpula corrupta e ineficiente que gobierna la patria. Por supuesto, de manera generosa abrimos los brazos a todos aquellos que estuvieron hasta hace poco con ese régimen y que ahora tienen una opinión distinta”, aseguró.

“La marcha del 1 de septiembre y toda la agenda de lucha que se va a desprender a partir de allí lo único que va a mostrar es a un pueblo que lo que quiere es votar. Nosotros queremos votar, queremos que la crisis venezolana se resuelva no con lo que diga Maduro, no con lo que diga la MUD, sino con lo que diga el pueblo venezolano. Para eso es necesaria la consulta electoral adelantada en los términos que establece la Constitución”, agregó.

Asimismo, desestimó la idea de que la manifestación no podrá darse en el municipio Libertador. “Caracas no le pertenece ni a ellos ni a nosotros sino al pueblo caraqueño. La Unidad ganó en 20 de las 22 parroquias de Libertador, así que no se trata de si podemos entrar o no en ese municipio. Nosotros somos la primera fuerza política allí como lo somos en todo el país”, concluyó

 

Dejar respuesta