La Causa R propone pasar a la ofensiva constitucional para lograr revocatorio y regionales este año

La propuesta de La Causa R ante la estrategia gubernamental de evitar el revocatorio presidencial  y las elecciones regionales, impuesta por el “tirano” y contenidas en las “cínicas e irresponsables declaraciones de la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena”,  es la de pasar a una ofensiva democrática para hacer cumplir el mandato constitucional que consagra los derechos de los venezolanos a elegir libremente y en plazos ciertos.

Acompañado por el dirigente nacional del partido, Andrés Velásquez, su secretario de Organización  Luis Trincado y otros miembros de su dirección general, así como por los diputados  Américo De Gracia, José Prat y Daniel Antequera,  Guédez, le salió al paso a las declaraciones  de la presidenta del CNE, así como de otros voceros que han “dado como un hecho que estos procesos previstos en la Constitución no se realizarían este año”

“Nosotros queremos rechazar muy contundentemente las declaraciones emitidas ayer por la presidenta del CNE, que interpretamos como un acto de cinismo e irresponsabilidad, las cuales evidencian  que ese organismo está cerrado  prácticamente por orden del tirano; un CNE que se niega en forma abierta a anunciar una fecha cierta para el revocatorio y  a obviar unas elecciones regionales constitucionalmente establecidas  para este año”, expresó el secretario general de La Causa R, en declaraciones en las que cuestionó el poder ejercido a título individual-dictatorial por la presidenta del organismo electoral.

“Realmente no causan sorpresa tales declaraciones, estamos muy claros  de lo que se trata. La estrategia es evitar  a toda costa un revocatorio presidencial y unas elecciones regionales  que permitan la recuperación de todo el poder para la amplia mayoría del pueblo a nivel nacional” agregó

Indicó José Ignacio Guédez,  que lo que se propone  “es pasar  a una ofensiva constitucional para que el cambio se dé por la vía democrática”.  Según lo indicó, la exigencia es que se convoque a la recolección del 20% de las voluntades para el revocatorio y elecciones regionales a fechas ciertas y oportunas para este año.

Insistió  en la propuesta lanzada por la dirigencia nacional de La Causa R en el sentido de aplicar antes de diciembre lo que han denominado el “Triple Play” que, además de los dos mencionados procesos, incluyan la enmienda constitucional que  establezca que, una vez que se produzca el revocatorio,  sin importar el momento que se dé,  se fije la fecha para una nueva elección presidencial,  de manera de evitar que en ningún caso el vicepresidente sea impuesto a dedo por el mandatario revocado para garantizarse la continuidad en el poder del mismo grupo al que responsabiliza Guédez de ser culpable del grave drama que sufre la población venezolana privada de los artículos y servicios fundamentales para su subsistencia. Es decir –explicó-  que además de la movilización de calle, que se iniciará con la llamada “Toma de Caracas” fijada para el primero de septiembre próximo, convocada por todos los integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática,  deberá emprenderse la necesaria acción a nivel parlamentario para introducir la deseada enmienda.

Insistió en la necesidad de eliminar el poder omnipotente de la presidenta del CNE para actuar de acuerdo a los criterios que se le imponen desde el Ejecutivo y que cumple como militante del partido de gobierno.

Igualmente instó a la fracción parlamentaria de su partido y a los demás integrantes de la Asamblea Nacional a apurar el proceso para la sustitución de los miembros del Tribunal Supremo de Justicia ilegalmente designados,  así como a la  designación de los nuevos rectores del CNE, incluida la actual presidenta.

Dejar respuesta