Embajador de Panamá en Venezuela rechaza protesta contra venezolanos en Panamá

Para mañana domingo 20 de noviembre, en Ciudad de Panamá, está convocada una protesta contra la presencia de venezolanos en el istmo 

La protesta, la han denominado “Panamá para los panameños” y tendrá lugar en la Av. Balboa, una de las principales de la capital panameña. En la convocatoria, destaca un mensaje de “no más arepas ni tequeños”.

img-20161115-wa0012
Convocatoria a la protesta

Ante dicha convocatoria, Miguel Mejía, embajador de la República de Panamá en Venezuela, publicó en su cuenta de instagram el siguiente mensaje en rechazo a la convocatoria.

Como Embajador de Panamá en la República Bolivariana de Venezuela, como ciudadano panameño y del mundo, no puedo callar ante actos reprochable que rayan en la xenofobia y discriminación que lesionan la dignidad humana.

Lamento profundamente las intenciones malsanas de un minúsculo movimiento anónimo que puede estar gestionando en mi país la promoción del rechazo, el odio y la discriminación hacia los grupos de inmigrantes de diversas nacionalidades que llegan a mi pais y, en especial, a la comunidad venezolana que ha hecho de Panamá su nuevo hogar. Desconozco cuál es el fondo y las oscuras intenciones que motorizan este movimiento anónimo, que no tiene ningún reconocimiento oficial ni representan la nobleza del pueblo panameño por, precisamente, atentar contra los valores fundamentales y de derechos humanos, muy trascendentales y significativos, previstos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Civiles y Políticos, y que en toda creencia universal están garantizadas la solidaridad, la dignidad, respeto y respaldo al ser humano en sus momentos difíciles.

En cualquier momento una nación puede atravesar por circunstancias difíciles, ya sean de tipo económicas, políticas o sociales, tales como las que vivimos en Panamá en algunos episodios de nuestra vida republicana, teniendo automáticamente la solidaridad, no sólo del gobierno venezolano de turno, sino de la población, de la gente maravillosa, hospitalaria y querida de Venezuela, de la manera más amplia y en el mejor de los sentidos.

Hago un llamado a que cesen las intenciones malsanas de gente inescrupulosa y resentida que contrapone la esencia, hospitalidad y gentilicio panameño, de cariño, respeto y solidaridad humana, que son los valores que nos caracterizan al común denominador de nuestra gente, y que también caracteriza al común denominador del venezolano, que ha hecho de Venezuela una patria no solamente hospitalaria, gentil, solidaria y digna para ellos, sino también para los extranjeros, incluyendo a los panameños, españoles, portugueses, italianos, alemanes y colombianos, entre otros, porque han abierto sus puertas a todos.

Mi solidaridad con todos los extranjeros buenos residentes en Panamá.

Como Embajador de Panamá en la República Bolivariana de Venezuela, como ciudadano panameño y del mundo, no puedo callar ante actos reprochable que rayan en la xenofobia y discriminación que lesionan la dignidad humana. Lamento profundamente las intenciones malsanas de un minúsculo movimiento anónimo que puede estar gestionando en mi país, la promoción del rechazo, el odio y la discriminación hacia los grupos de inmigrantes de diversas nacionalidades que llegan a mi pais y en especial a la comunidad venezolana que han hecho de Panamá su nuevo hogar. Desconozco cual es el fondo y las oscuras intenciones que motorizan este movimiento anónimo que no tiene ningún reconocimiento oficial, ni representan la nobleza del pueblo panameño por precisamente atentar contra los valores fundamentales y de derechos humanos, muy trascendentales y significativos, previstos en la declaración universal de los derechos humanos, civiles y políticos, y que en toda creencia universal, están garantizadas la solidaridad, la dignidad, respeto y respaldo al ser humano en sus momentos difíciles. En cualquier momento una nación puede atravesar por circunstancias difíciles, ya sean de tipo económicas, políticas o sociales, tales como las que vivimos en Panamá en algunos episodios de nuestra vida republicana, teniendo automáticamente la solidaridad, no sólo del gobierno venezolano de turno, sino de la población de la gente maravillosa, hospitalaria y querida de Venezuela, de la manera más amplia y en el mejor de los sentidos. Hago un llamado a que cesen las intenciones malsanas de gente inescrupulosa y resentida que contrapone la esencia, hospitalidad y gentilicio panameño, de cariño, respeto y solidaridad humana, que son los valores que nos caracterizan al común denominador de nuestra gente, y que también caracteriza al común denominador del venezolano, que ha hecho de Venezuela una patria no solamente hospitalaria, gentil, solidaria y digna para ellos, sino también para los extranjeros, incluyendo a los panameños, españoles, portugueses, italianos, alemanes y colombianos, entre otros, porque han abierto sus puertas a todos. Mi solidaridad con todos los extranjeros buenos residentes en Panamá.

Una foto publicada por Miguel Mejia M. (@mmejiapmg) el

Dejar respuesta