Detienen al Presidente de Bariven, acusado de corrupción petrolera

El presidente de Bariven, fue detenido esta semana acusado de participar en una trama de corrupción en la petrolera, la principal empresa del país, confirmó el jueves el fiscal general.

El jefe de Bariven, un brazo de PDVSA que se encarga de la compra de insumos, fue detenido el martes en la tarde cuando estaba en la sede principal de PDVSA en Caracas, según un mensaje interno visto por Reuters horas antes del anuncio.

El máximo vocero de la Fiscalía venezolana, Tareck Saab, dijo en un discurso transmitido por la televisión estatal que Francisco Jiménez, el máximo jefe de Bariven, quedó bajo arresto, junto con Joaquín Torres y Javier Sosa, otros ejecutivos de la compañía.

La Fiscalía los acusa de delitos de peculado y asociación para delinquir, por autorizar contratos con sobreprecio, agregó Saab.

Los tres funcionarios se suman a una lista de unos 32 empleados de la petrolera detenidos por petición de la Fiscalía en las últimas semanas, entre ellos ejecutivos que han dejado vacíos gran parte de los altos mandos de PDVSA.

El Fiscal General y otros miembros del poder ejecutivo del presidente Nicolás Maduro han prometido combatir la corrupción en la petrolera, que es fuente de la mayoría de las divisas que entran al país sudamericano.

“El presidente Maduro nos ha dado un respaldo pleno”, afirmó Saab tras revelar que le informó de las detenciones en una reciente reunión.

Los adversarios de Maduro dicen que los arrestos no buscan reducir los ilícitos que por más de una década se vienen produciendo en la compañía, afectando su salud financiera, sino que son el resultado de luchas internas entre facciones gubernamentales rivales.

La semana pasada, las autoridades españolas arrestaron a un exviceministro venezolano y tres exejecutivos de compañías estatales por presuntos vínculos con el lavado de dinero y la corrupción internacional.

El Fiscal General dijo que preparan una solicitud de extradición de Nervis Villalobos, quien fue viceministro bajo el gobierno del fallecido Hugo Chávez y está detenido en España.

Bariven ha estado en el centro de las denuncias sobre corrupción desde 2015, cuando autoridades estadounidenses arrestaron a dos empresarios petroleros venezolanos acusados ​​de violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA, por sus siglas en inglés). Ambos se declararon culpables de sobornar a funcionarios de PDVSA para obtener contratos con Bariven.

PDVSA, que en principio acusó a autoridades de Estados Unidos de promover una campaña de desprestigio en su contra con el caso, decidió luego solicitar ante una corte en ese país la indemnización por las pérdidas que produjo la trama de corrupción que admitieron los empresarios venezolanos.

El Fiscal General respaldó el reclamo de la petrolera en este caso. “El dinero tiene que ser repatriado al país, para nosotros va a ser un punto de honor”, dijo Saab.

La petrolera no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre los últimos arrestos.

Dejar respuesta