Corte Penal Internacional analiza 600 casos de torturas sistemáticas durante el chavismo en Venezuela

Foto: referencial

“Cuando la gente se pregunta: ¿Por qué los venezolanos no manifiestan y salen a las calles contra el Gobierno?. Es muy sencillo. Llevamos 15 años de torturas a los que no piensan igual que el gobierno y la gente protege a sus hijos, cuida a su familia”.

La abogada venezolana y defensora de los Derechos Humanos, Tamara Suju como directora ejecutiva del Instituto Casla introdujo ante la Corte Penal Internacional una denuncia de la tortura sistemática cometida por el Gobierno de Venezuela en los últimos 15 años que abarca los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, sustentada en 600 casos.

Diario de Las Américas

La información la ofreció durante un encuentro organizado en la ciudad de Miami por el grupo Venamérica, Casla Instituto y por el Interamerican Institute for Democracy en el que explicó que la demanda contiene unos 600 casos, que demuestran que el gobierno ha utilizado la tortura como castigo aleccionador en un intento de amedrentar a la población y evitar voces contrarias.

“Es una tortura sistemática porque ha sido perpetrada por los mismo organismos policiales; es la misma cadena de mando; los mismos funcionarios que han rotado en distintos cargos; y han sido perpetradas con un guión. Son las mismas torturas cometidas contra una población civil para castigarla, para intimidarla, para conseguir declaraciones falsas que acusen a líderes políticos, a personas que el gobierno quiere apresar”.

Señaló que de estos 600 casos de tortura presentados ante la Corte, 200 datan de 2014 en adelante y, en el gobierno del presidente Maduro las torturas han sido perpetradas de forma masiva, ya no individual sino colectiva contra 30 o 50 manifestantes. Otra característica resaltante es que 70% de los casos han sido víctimas de torturas sexuales. “Además han sido torturados y obligados a contemplar la tortura que se le aplica a los otros”.

Destacó que dentro de estas torturas hay asfixias mecánicas muchas de las cuales han sido aplicadas con gases lacrimógenos dentro de las bolsas; también se incluye la aplicación de electricidad; fuertes golpes con objetos contundentes, patadas; abusos sexuales que van desde la desnudez, el tocamiento, amenaza de violación y violación.

“La peor característica es que han sido perpetradas con sañas, y los funcionarios han gozado torturando a las personas”.

Explicó que el expediente es el resultado de una investigación sobre violación de los derechos humanos cometida por el gobierno chavista contra los presos políticos. Por años estuvo visitando las cárceles de los detenidos políticos y logró que los afectados narraran de puño y letra cómo habían sido torturados y quiénes habían cometido el delito.

Detalló que estos expedientes los mantuvo a resguardo en la República Checa, meses antes de pedir asilo porque gracias a que reveló a nivel mundial estos delitos fue acusada en Venezuela por traición a la patria. “No sabía en ese momento para qué me iban a servir estos expedientes, pero preferí protegerlos. Por lo que en enero de 2016, los volví revisar para publicarlos en un libro, pero me percaté de que demostraban de que en estos 15 años se ha aplicado tortura sistemática motivada por la política.”

Vea a continuación la exposición de Sujú sobre las torturas en Venezuela

 

Dejar respuesta