Suspenden cirugías electivas en el Hospital de Porlamar

 

La decisión significa dejar sin intervención quirúrgica a 24 pacientes por día por falta de insumos en el principal centro asistencial de la región

Los integrantes de la Sociedad de Médicos Especialistas del hospital Luis Ortega; la Asamblea Permanente  de Profesionales de la Salud y el Colegio de Médicos de Nueva Esparta,  decidieron suspender hasta nuevo aviso las cirugías electivas en el principal hospital de Nueva Esparta, el Luis Ortega de Porlamar.

Los profesionales de la salud argumentaron que intervenir a un paciente que se encuentre en condiciones generales estables sería una irresponsabilidad que podría compremeter peligrosamnete la salud de sus pacientes, debido a la falta de medicamentos e insumos necesarios para los procesos de pre y post operatorios requeridos en cada caso en particular.

Los médicos agregaron que las consultas se mantienen, pero la prioridad es la atención a emergencias y urgencias.

La decisión acerca de la posibilidad de una intervención quirúrgica la tomará el especialista a cargo de cada paciente.

El doctor Franklin Cortés, vocero de los profesionales  de la salud, explicó que los profesionales que laboran en los diferentes servicios del Luis Ortega , como el Banco de Sangre, Nutrición y Laboratorio confirmaron la crítica situación y  aprobaron la decisión de suspender las cirugías electivas, es decir, aquellas que no comprometen la vida de los pacientes de forma que representen un riesgo de muerte.

El personal que trabaja en el centro de salud más importante del Estado retifica que ha estado denunciado la crisis del sector e implorando por la apertura de un canal humanitario que permita traer medicinas e insumos indispensables para atender los requerimientos de los habitantes de Margarita y Coche, pero el gobierno regional no ha prestado atención a sus llamados. Por esa razón se ven en la necesidad de tomar esta medida que va en concordancia con “la responsabilidad hacia los pacientes”.

Por otra parte explican que al suspender las operaciones electivas, pueden redireccionar los pocos recursos disponibles para atender las emergencias.

Un Rosario de fallas

La lista de medicinas y recursos faltantes para atender adecuadamente a los pacientes en el sistema de salud público de Nueva Esparta es larga. El Dr. Cortéz denuncia que:

“No hay reactivos para hacer el estudio de gases arteriales, que en el mercado se ubica en el orden de los 100 mil bolívares y a diario se requieren entre dos y tres mediciones por paciente.  La farmacia sólo es dotada ocasionalmente, lo que obliga a hacer la rotación precoz de los antibióticos del tratamiento, lo que crea resistencia en el paciente. No hay reactivos para preparar las unidades de sangre para los pacientes; se les administra a riesgo. En nutrición no hay fórmulas lácteas para los niños ni carnes blancas”.

Por su parte, el presidente del Colegio de Médicos de Nueva Esparta, José Antonio Narváez, indicó que la suspensión significa dejar de atender al menos 24 pacientes por día, lo que en una semana serían 120 personas en riesgo por falta de insumos en el principal centro asistencial de la región. Además, casi 500 pacientes mensuales deberán sufrir la postergación de las intervenciones electivas, finalizó Narváez.

Redacción El Ají

Dejar respuesta