Se necesitan más de Bs. 400.000 para disfrutar una semana en Margarita

Foto: Archivo

Sol de Margarita

Dexcy Guédez González

José Antonio Yapur, presidente de Conseturismo, advirtió que la pérdida del poder adquisitivo afectará más la temporada vacacional que las fallas en servicios de agua y electricidad. Normativa cambiaria está en proceso de activación pues faltan convenios con los bancos.

El empresariado turístico regional se ha preparado mejor que para Semana Santa, con el fin de atender a los temporadistas que se desplazarán por todo el país durante la época de vacaciones escolares.

José Antonio Yapur, presidente del Consejo Superior de Turismo (Conseturismo), aseguró que el empresariado está bien dispuesto para brindar una excelente atención durante esos días, a pesar de las deficiencias en los servicios de agua y electricidad, situación frente a la cual se han preparado, especialmente durante los últimos tres meses ante la cercanía de este periodo vacacional.

Admitió que en la entidad en estos momentos esos problemas ya no están tan presentes como en meses anteriores y reconoció las mejoras, sobre todo en el suministro de electricidad.

Dijo que aun cuando persisten ciertas fallas con el agua, los hoteleros se han alistado para “ponerle cascabel al gato” y solucionar en cada caso particular.

“El tema de los servicios no preocupa en estos instantes y es el mensaje que queremos darle a los posibles usuarios de los servicios turísticos, porque la mayoría de los hoteleros está preparado para ofrecer un mejor servicio”, acotó Yapur.

El rector de las políticas turísticas privadas nacionales expresó que viendo esa situación, lo que más preocupa a los gremios prestadores de servicios es la pérdida del poder adquisitivo de los venezolanos, lo cual limita la posibilidad de las personas de poder organizar y salir de vacaciones.

Especificó que de acuerdo con las estimaciones en escala nacional, para que una familia de cuatro integrantes pueda salir a disfrutar sólo una semana de vacaciones, debe contar como mínimo con un presupuesto de 400.000 bolívares.

Aclaró que no solamente se debe pensar en el sitio de alojamiento y el traslado hacia el sitio, sino que para planificar en salir a desayunar debe contar con por lo menos 3.000 bolívares por persona y Bs 6.000 para almorzar, según el promedio estimado por los entes turísticos privados.

Dijo que en sumatoria, una familia de cuatro miembros deberá tener previsto entre 40.000 y 50.000 bolívares diarios, lo que no todos los bolsillos de los venezolanos están en capacidad de hacerlo, sobre todo cuando los padres deben pensar que viene un nuevo año escolar, para lo cual tendrán que desembolsar el pago de inscripciones, uniformes y útiles.

Debido a esas limitaciones, Yapur confirma que están viendo mucha gente viajando, pero sin hacer uso de los servicios turísticos, es decir: se lleva todo desde su casa para pasar el día en la playa y regresar en la tarde.

Precios no están dolarizados

Yapur difiere de aquellos que afirman que en el país se han dolarizado los precios y que han aumentado de tal manera que han alcanzado niveles internacionales, sobre lo cual señaló que nada más alejado de la realidad.

Ilustró sus consideraciones comparando que en Venezuela el hotel más costoso calculado con la tasa de cambio flotante o Dicom, pudiera ubicarse en 80 dólares, con lo que a nivel del mundo alcanzaría solo para hospedarse en hoteles tres estrellas.

Por ejemplo, refirió que con 65 dólares en Curazao apenas alcanza para hospedarse en un hotel tres estrellas, lo que a su modo de ver demuestra que en el país el costo de los servicios de hospedaje no está dolarizado, porque con ese monto en país se puede quedar en hoteles cinco estrellas y de las ciudades capitales.

Lea la nota completa en El Sol de Margarita

Dejar respuesta