Rodríguez Ghersi: Gobierno permite que un “grupito de amigos” importe comida que se vende a precios exorbitantes

El presidente de Fedecámaras Nueva Esparta, Andrés Rodríguez Ghersi, lamentó que con más políticas económicas erradas, el gobierno central pretende aliviar en cierto modo el desabastecimiento, permitiendo que un “grupito de amigos del gobierno” importe los alimentos tan necesarios para la dieta del neoespartano, publica El Sol de Margarita

Destacó que adicionalmente, todas esas importaciones que tampoco generan impuestos en las aduanas, llegan a los anaqueles de los automercados pero a precios exorbitantes, lo que encarece la dieta diaria de los pocos insulares que pueden tener acceso a los mismos.

Advirtió que tales importaciones golpean aún más la situación de la producción nacional, generan empleo y producción a otros países mientras que en Venezuela, las empresas con capacidad de producción se encuentran atadas de mano por falta de los insumos importados, que precisamente les niega el gobierno y que al final, la población es quien sufre la falta de puestos de trabajo y de una inflación galopante.

“Las distorsiones económicas que ha generado este gobierno con sus erradas políticas económicas han producido escasez e inflación al no permitir que las empresas privadas, produzcan los bienes y alimentos que tradicionalmente los venezolanos siempre hemos disfrutado”, acotó el dirigente empresarial.

Rodríguez Ghersi acotó que por cada dólar gastado en importaciones, se produciría cinco veces más dentro del país, que la cantidad de productos importados, a la vez que aumentarían los puestos de trabajo para mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

Enfatizó que en el país siempre se han producido los alimentos necesarios y en cantidades suficientes para todos, sin necesidad de gastar los dólares que pudieran ser utilizados para atender algunas necesidades básicas del país, como infraestructura eléctrica, agua potable, comunicaciones, entre otras.

Aumentos presionan a las empresas

El presidente regional de Fedecámaras reiteró que el aumento del salario mínimo y del cesta ticket generan una gran presión sobre las empresas que ya no pueden mantener sus operaciones debido a los altos costo de materias primas y de su personal, y que tampoco ven aumentadas sus ventas.

Resaltó con los precios regulados y costos cada vez más altos, las empresas ven disminuido su capital de trabajo y la poca utilidad que puedan tener algunos, ya que la mayoría está generando pérdidas.

“En los últimos diez años se ha reducido el número de empresas en funcionamiento en un 80%, impactando directamente los empleos que ofrecen las empresas y por lo tanto disminuida la capacidad de compra de la familia venezolana que ya no consigue trabajo”, sentenció Rodríguez Ghersi.

Lea más en El Sol de Margarita

Loading...

Dejar respuesta