Pagar la cuenta, lo más difícil en Margarita

Conexiones lentas, pocos puntos de pago y escasez de efectivo complican las operaciones comerciales

Foto archivo
Foto archivo

Conexiones lentas, pocos puntos de pago y escasez de efectivo complican las operaciones comerciales

A pesar de que el Puerto Libre ha disminuido sustancialmente su oferta por la falta  de las divisas necesarias para reponer inventarios y surtir  apropiadamente las tiendas de Margarita, nuestra isla sigue siendo atractiva para los turistas nacionales.

A partir del 15 de diciembre de este año, comenzaron a llegar por ferrys y aviones una buena cantidad de visitantes nacionales. Su presencia se nota especialmente en los centros comerciales a partir de las cuatro de la tarde. Las tiendas mantienen ofertas con descuentos de hasta un 50%, especialmente en ropa y calzados. Esas ofertas estimulan la venta y se observan numerosos compradores haciendo filas para cancelar sus compras.

Es allí donde se escuchan las quejas. La sra. Marlene Martínez, visitante proveniente de Caracas nos explica: “La verdad es que trato de venir todos los años a Margarita, me encanta venir en diciembre por el clima y el ambiente. Pero este año me ha costado hacer algunas compras por las dificultades con los puntos de venta. Eso me obliga a cargar efectivo, pero entonces los bancos locales están limitando el monto a pagar por taquilla. Además, en las tiendas a veces tienen cuatro cajas, pero solo funcionan dos. Pagar la compra es lo más complicado en Margarita”.

Lo mismo piensan los residentes. Antonio Fernández, vecino de Pampatar se queja de “los problemas que causó Maduro con el billete de 100 bolívares nos amargargaron la navidad. Tuvimos que depositar los billetes y ahora los bancos los están poniendo de nuevo en circulación para recogerlos otra vez en enero. Eso ha complicado las operaciones bancarias. Los cajeros no se dan abasto para dispensar la gran cantidad de billetes que se requieren para comprar cualquier cosa. Por eso se usan más los pagos electrónicos que entonces colapsan los sistemas bancarios. Un caos total en Margarita, especialmente ahora en la temporada”, finalizó Fernández.

Visitantes y residentes coincidieron en mantener la esperanza de que en el venidero 2017, superemos las dificultades y volvamos a recuperar el Puerto Libre y el buen servicio que merecen recibir quienes mantienen a Margarita, como su destino favorito para disfrutar sus vacaciones.

Francisco Franco M./El Ají

 

 

Dejar respuesta