Nueva Esparta registra 213 muertes de neonatos e infantes

40 muertes por cada mil nacidos vivos, está registrando el área de Neonatología del hospital Luis Ortega de Porlamar, del estado Nueva Esparta.

El alerta la dio a conocer el Presidente del Colegio de Médicos de la región insular, José Antonio Narváez, estimando que la bacteria Klebsiella multiresistente es la aparente causante de los fallecimientos.

Las estadísticas oficiales del hospital indican que la situación se ha ido agravando. Iniciando el año se produjeron 14 decesos de neonatos, bajó a nueve en febrero, pero subió a 13 en marzo, y en lo adelante ha ido en escalada con siete fallecimientos en abril; nueve en mayo; 13 en junio; 17 en julio; 24 en agosto; 26 en septiembre; 20 en octubre y cinco en lo que va del presente mes de noviembre.

La suma es de 157 neonatos fallecidos y 56 infantes, entre 27 días y cuatro años de nacidos.

Narváez precisó que, además de lo grave que significa perder vidas humanas, es alarmante que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene como cifras admisibles hasta cinco muertes, y en la región eso sobrepasa de largo.

Control y especialistas

Además de las condiciones físicas que pueden haber en el hospital, que alimenta la existencia de bacterias, el especialista refiere que también está influyendo la falta de cuidados prematernos en las mujeres. “La escasez de medicamentos, una alimentación débil y la inexistencia de programas gubernamentales que en otros tiempos proveían de lo necesario para una buena alimentación maternal y nutrición fetal, es parte del problema y las consecuencias las estamos pagando con pérdida de vidas”.

“Antes se les suministraba a las madres leche y acido fólico y ahora no es posible por la fuerte escasez de esos rubros”, aseguró Narváez.

Reprobó igualmente que el hospital Luis Ortega no tenga cubierto el plantel de especialistas necesarios. En neonatología se requieren entre 12 y 18 médicos y en la actualidad sólo hay 4.

Asimismo, indicó que la falta de espacio, provoca un hacinamiento y facilita el contagio entre los neonatos, desencadenando lo que calificó “como una triste realidad de muertes”.

Loading...

Dejar respuesta