Médicos de Margarita denuncian grave crisis de salud

Los médicos de Margarita fueron al ministerio Público y a Corposalud. Foto cortesía
Los médicos de Margarita fueron al ministerio Público y a Corposalud. Foto cortesía

Marcharon hasta la sede del Ministerio Público y Corposalud en tonado su consigna: “No más mentiras, lo que queremos es medicinas”

Lo dicen las cifras oficiales publicadas recientemente por el Ministerio de Salud: Los pacientes que acuden a los centros de salud del la red pública, están corriendo grave peligro de muerte, debido a la grave crisis que sufre el sector salud en el país.

Según el informe presentado la semana pasada, referido al resultado de la gestión de los organismos responsables de garantizar la prestación de servicios médicos de calidad en la red pública de Venezuela, Ministerio de Salud, Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, Gobernaciones y otros entes del Estado, la mortalidad infantil creció un 30% del año 2015 al 2016. Cifra que significa que el año pasado murieron 11.466 niños, de los cuales un altísimo porcentaje, falleció antes de cumplir 28 días de nacido.

Esta cifra se refleja también en la realidad de Margarita y Coche. Por esa razón, ayer los médicos que prestan servicio en el hospital Luis Ortega de Porlamar, adscrito al IVSS, salieron a marchar a la sede de la Fiscalía y luego a Corposalud, a entregar un documento que recoge las observaciones y recomendaciones expresadas por el grupo de profesionales, durante la asamblea de emergencia que efectuaron el martes pasado en el propio centro asistencial.

La marcha salió del hospital al ritmo de la consigna “No más mentiras, lo que queremos es medicinas”, en alusión clara al grave déficit de medicamentos e insumos detectado en los centros de salud de la región.

El presidente del Colegio de Médicos del estado Nueva Esparta, Dr. José Antonio Narváez, explicó que todos los días deben ser suspendidas entre 10 y 12 intervenciones quirúrgicas programadas, por las fallas que presentan, tanto el Banco de Sangre, como los servicios de laboratorio de Luis Ortega, situación que impide hacer diagnósticos y tratamientos para atender la salud de los pacientes.

El Dr. Narváez también denunció que en el estado Nueva Esparta el índice de mortalidad infantil se ubica en 50%, cuando para la Organización Mundial de la Salud estima, como máximo, un 5% de mortalidad infantil.

Según el galeno, la falta de medicinas e insumos para el tratamiento de los pacientes se ubica en un 95%, por lo cual, los médicos no están en capacidad de garantizar la atención médica que los pacientes merecen y requieren. La situación representa además, un grave riesgo para los médicos, desde el punto de vista del ejercicio de su profesión en Nueva Esparta.

Los profesionales de la salud lograron su cometido de hacer pública la grave crisis del sistema de salud en la región y entregaron los documentos en la sede del Ministerio Público y también, en la oficina de la Autoridad Única de Salud del Estado, cargo que desempeña el médico Luis Rodríguez Gamero.

Francisco Franco M./El Ají

 

Dejar respuesta