Falta de inversión oscurece a Margarita

Ingeniero electricista Eustacio Aguilera. Foto El Ají.com
Ingeniero electricista Eustacio Aguilera. Foto El Ají.com

El ingeniero electricista Eustacio Aguilera calcula que el nuevo cable submarino solo aporta unos 120 MW al sistema eléctrico de Margarita

A la falta de inversión para repotenciar y mantener el sistema de generación y distribución eléctrica en Margarita, atribuye el ingeniero electricista Eustacio Aguilera, las fallas diarias en el suministro del servicio, que tiene agobiados a los residentes y visitantes de la Isla.

Las declaraciones las ofreció el ingeniero electricista en el programa Norte Franco transmitido la mañana de este viernes en Reina 96.7FM.

“El nuevo cable submarino instalado entre Chacopata y Margarita apenas transporta unos 100 0 120 MW PORQUE es un sistema que requiere 230 Kilovoltios y en Sucre solo disponemos de estaciones de 115 kilovoltios. En su oportunidad yo califiqué esa compra, como una operación engañosa porque no podía de ninguna manera generar los 300Mw anunciados”, explicó Aguilera.

Para el experto en el tema eléctrico local, no se entiende como en estos meses, en los cuales ha caído suficiente lluvia en el Guri, al punto que han debido abrirse las compuertas de la represa, tengamos racionamientos eléctricos. Según Aguilera la razón es que las plantas termoeléctricas Luisa Cáceres de Arismendi y Juan Bautista Arismendi no están generando la cantidad que pueden producir por falta de mantenimiento. “Y esa situación se presenta cuando el consumo ha bajado por lo menos un 30% debido a la crisis económica. Fíjate que los hoteles y los centros comerciales tienen que generar todos los días durante ocho horas su propia energía eléctrica”, acuño el ingeniero.

Inversión mixta: Pública y privada 

Eustacio Aguilera forma parte de una comisión organizada por el Colegio de Ingenieros del Estado Nueva Esparta, Ciene, que hizo un estudio y un diagnóstico del problema eléctrico en Margarita, cuyas conclusiones entregó al gobierno regional y a Corpoelec, entes que ni siquiera respondieron a una solicitud de reunión para explicar los detalles de la investigación y ofrecerles la colaboración para implementar algunas medidas que hubieran podido evitar el colapso actual.

“La idea es independizar a Margarita del cable submarino con la compra de varias plantas termoeléctricas de gas y dejar el cable como soporte para emergencias. Además la instalación de fuentes alternativas de energía, solar y eólica. Macanao y Paraguaná son las dos únicas zonas con la condiciones precisas para instalar un parque eólico en Venezuela. En vez de invertir en esas alternativas, se compró un cable submarino que no se adapta a los requerimientos tecnológicos disponibles en el país y además con un precio muy por encima del valor estimado internacional, que es de un millón de dólares por Mw, es decir, ese cable ha debido costar 300 millones y se dijo, que la inversión había sido de 500 millones de dólares. Lo que yo propongo es una inversión mixta entre el sector privado y el público”, explicó Aguilera.

En cuanto al futuro de la Isla, Aguilera, quien también es empresario, se muestra preocupado por la situación crítica del sistema eléctrico local. Explica que para el desarrollo habitacional de La Auyama se está utilizando la reserva energética del municipio Maneiro, lo que significa que proyectos, incluso anteriores a La Auyama, no tendrán disponibilidad de servicio, “y eso significa un freno terrible para el desarrollo de Margarita. Además, desde el Ciene advertimos que esa cantidad de viviendas colapsará todos los servicios públicos de la zona, no hay capacidad instalada para atender las necesidades de servicios que generará la cantidad de personas que lo habitarán. Además, debería promoverse el desarrollo de otras zonas del Estado que están muy rezagadas de estos polos de desarrollo”, concluyó el ingeniero Eustacio Aguilera.

Francisco Franco M./El Ají

Dejar respuesta