Escasez de medicamentos en Nueva Esparta supera el 90%

El indicador de desabastecimiento de medicamentos creció entre septiembre, octubre y la primera quincena de noviembre en casi todos los rubros

La Organización StopVIH, como aliado local de Convite, realiza desde hace tres meses un monitoreo de farmacias para conocer el índice de escasez, determinando a la fecha que el desabastecimiento de medicamentos en Nueva Esparta supera el 90%, y la tendencia es a aumentar.

Jhonatan Rodríguez, presidente de StopVIH, explicó que el trabajo está enmarcado en el proyecto “Derecho a la Salud en Venezuela: una aproximación desde el abastecimiento de medicinas, las muertes prevenibles y la infraestructura hospitalaria”, que se aplica en 4 estados del país, incluyendo a Nueva Esparta, con un equipo de 5 monitores locales que se despliegan constatan en las farmacias la información.

“La investigación se basa específicamente en medicamentos para tratar la hipertensión, diabetes, diarrea e infecciones respiratorias agudas, por conocer previamente la incidencia que las mismas tienen en la salud de los venezolanos, aunque la realidad es fácilmente proyectable a otras patologías. Lo que vemos es que en la medida que avanza el tiempo, la escasez va aumentando. En Nueva Esparta, los indicadores no son alentadores, por su magnitud y por su tendencia creciente. La conclusión es que es prácticamente imposible que los neoespartanos encuentren sus medicamentos”, dijo, aclarando que el estudio es precisamente una alerta para las autoridades por la urgencia de aplicar soluciones serias y factibles en corto plazo.

El estudio señala que, “el indicador de desabastecimiento creció entre septiembre, octubre y la primera quincena de noviembre en casi todos los rubros. En tres de las 4 morbilidades, el índice de escasez se mantiene por encima 90% ubicándose peligrosamente cercano al 100%. A simple vista se observa como ha empeorado la situación, acentuándose con el transcurso del tiempo”.

Enfatizó Rodríguez que, “la realidad es que tenemos una emergencia humanitaria compleja, reflejada en el evidente desabastecimiento generalizado de medicamentos, que no solo está vulnerando la salud actual de millones de venezolanos, sino que reducirá las expectativas de vida por la falta de tratamientos para enfermedades controlables”, por lo que insiste, en que el Estado no puede seguir de espalda a los venezolanos y sus derechos constitucionales, más aun teniendo a la mano el apoyo de tantos países con disposición para abrir un canal humanitario de salud hacia Venezuela.

Redacción El Ají/NP

Dejar respuesta