Escasez de suministros puede paralizar el transporte en Margarita

Los transportistas de la isla de Margarita advirtieron nuevamente la crisis en que se encuentran debido a la prolongada escasez de cauchos y repuestos, a lo cual ahora se suma la falta de lubricantes

Este miércoles los profesionales del volante paralizaron nuevamente sus labores y realizaron una caravana hasta la planta de distribución de Petróleos de Venezuela, para exigir información acerca de la llegada de los suminstros indispensables para mantener sus veículos operativos.

Jose Luis Isase, presidente del Sindicato Único de Trabajadores del Transporte (SUTTENE), dijo que desde hace más de una semana vienen advirtiendo que más unidades seguirán saliendo de funcionamiento, porque corren el riesgo de fundir el motor ante la escasez de aceite, y a la fecha no hay autoridad que les de repuesta.

Rechazan que mientras el comercio informal ha tenido el producto a precios incomprables, en los centros de distribución no se les vende a los transportistas ni un litro.

Asegura que de no corregirse la falla, antes de los próximos 30 días, Margarita se quedará sin transporte.

La escasez afecta a todo el sector

La escasez afecta al transporte público, pero también a los camiones cisternas, volqueteros y vehículos particulares, pues en la entidad no se consigue ninguna de las modalidades de aceite.

“Es increíble que mientras el Gobierno fundamentó su gestión en motores, no se haya ocupado de resolver lo principal que los mueve como es el combustible, los lubricantes y los repuestos. La demanda mensual de Nueva Esparta es de por lo menos 10 litros por unidad, y comprándolos a 400 mil cada uno, son 4 millones en gasto sin contar el filtro, incluso los Encava necesitan  14 litros. ¿Cómo quiere el Gobierno que el pueblo los respete si son los responsables de su padecimiento?, porque quienes sufren en las paradas la falta de transporte es el pueblo”, explicó Isase.

Aunque la exigencia es una respuesta sobre la escasez, dudan que pueda resolverse en lo inmediato, ya que las informaciones que han trascendido hablan de la paralización de las refinerías y falta de aditivos para la producción del producto, de hecho también hay una baja de la producción del combustible de avión.

Redacción El Ají

 

Dejar respuesta