Comunicado de Vente Nueva Esparta tras los hechos de Villa Rosa el pasado 12 de octubre

En la actualidad, Venezuela se encuentra sumida en la más profunda crisis de su historia republicana, provocada por las corruptas e innobles políticas del régimen dictatorial -de Hugo Chávez en el pasado reciente, y de Nicolás Maduro, en el difícil presente- que ha terminado por socavar las bases del pacto social que rige a todas las sociedades democráticas.

En consecuencia, ante la imperante necesidad de concretar el cambio este año 2016 y en cumplimiento del deber moral e histórico que tenemos los venezolanos de lograr la restitución del hilo constitucional, Vente Venezuela como miembro de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), acompañó la convocatoria en Nueva Esparta a una concentración pacífica en la población de Villa Rosa el pasado 12 de octubre, como método de lucha ciudadana en respaldo al proceso de Referendo Revocatorio que se sigue en contra de Nicolás Maduro, y en resistencia ante las condiciones ilegales que ha impuesto un Consejo Nacional Electoral subyugado ante la cúpula dictatorial.

La convocatoria de dicha manifestación por parte de la MUD regional cumplió con el seguimiento de todos los canales regulares de notificación, ante los entes competentes, quedando registrado oportunamente de manera pública y comunicacional.

Mata Figueroa, en su rol de emisario del régimen de Nicolás, mandó a un grupo de personas armadas a concentrarse en el mismo lugar donde los factores democráticos convocamos nuestra jornada de protesta pacífica y constitucional, con el único objetivo de que agredieran a quienes cívica y valientemente salimos a expresar nuestro deseo de vivir en democracia y libertad.

A pesar de nuestros esfuerzos por evitar a toda costa una confrontación, los colectivos comenzaron a arrojar piedras y palos a ciudadanos desarmados, provocando una gran cantidad de heridos innecesarios para la agenda de lucha no violenta, pero indispensables para los dictadores porque la única vía que conocen para expresarse, es la violencia.

No vamos a retroceder en el ejercicio de nuestros derechos constitucionales y mucho menos aún, permitiremos al régimen que en un nuevo intento de ocultar que el 80% de los venezolanos quiere un cambio de modelo político, nos arrebate la salida pacífica a este barranco al cual se han empeñado en llevarnos con el único propósito de pretender dominarnos.

Nueva Esparta, Venezuela y el mundo sabemos quienes son los que hoy actúan violentamente ante la mirada cómplice de los organismos de seguridad del Estado, que escondiéndose detrás de una impunidad delincuencial, agreden a hombres, mujeres y niños, sin detenerse hasta cumplir sus perversos objetivos.

Debe quedar claro que este grupo armado jamás había sido visto en la dinámica política neoespartana, hasta la llegada de Carlos Mata Figueroa, y que muy pronto tendrán que rendir cuentas ante la justicia por su vil actuación en contra de la voluntad de una sociedad que decidió cambiar para vivir en Libertad.

Hacemos un llamado a los ciudadanos para que continúen en esta gesta heroica por la democracia, a que se involucren aún más en todo el proceso que debemos seguir para derrotar la violencia y la corrupción.

De igual manera, expresamos nuestra más profunda solidaridad con la comunidad de Villa Rosa, a la que el régimen ha querido convertir en zona de violencia por la absurda pretensión de tapar que sus valientes habitantes sacaron a Nicolás en un acto de protesta pacífica y espontánea, un acto de desobediencia que los hizo merecedores del reconocimiento nacional e internacional.

El espíritu de Villa Rosa se mantiene vivo en cada uno de los venezolanos que queremos vivir en paz.

Reafirmamos nuestro compromiso irreductible para que masivamente asistamos a la próxima jornada electoral de manifestación del 20% de voluntades, durante los días 26, 27 y 28 de octubre, y que al régimen le quede claro que esta inmensa mayoría que hoy reclama un cambio expresado el 6 de diciembre pasado, no tiene miedo y no descansará hasta conquistar el más noble objetivo por el que puede luchar una sociedad: ser libres y vivir en democracia.

Vente Venezuela  – Nueva Esparta

@VenteNvaEsparta

Loading...

Dejar respuesta