Bancos de Margarita no tienen efectivo

La falta de dinero en efectivo ha complicado las operaciones comerciales en el estado Nueva Esparta

A la escasez que sufren los habitantes del estado Nueva Esparta de alimentos, medicamentos, lubricantes, repuestos y en ocasiones gasolina, se une desde el año pasado, la falta de efectivo suficiente para atender los requerimientos de los compradores y de los comerciantes de la localidad.

Ya es habitual que bancos del propio estado, como el Venezuela y el Bicentenario no tengan billetes para pagar por taquilla a sus clientes y usuarios.

En los bancos privados con oficinas en Margarita, tampoco hay suficiente dinero para cumplir con la demanda de quienes tienen su dinero depositado en estas instituciones financieras. En muy pocas ocasiones pueden dispensar hasta Bs. 100.000.00 en un solo billete de esa denominación, lo que dificulta la posibilidad de cobrar montos diferentes al mencionado, porque lo único que tienen son billetes del más alto valor en circulación. Cuando hay otros billetes, pagan hasta Bs. 30.000,00 y a veces, solamente hasta 10.000,00 bolívares.

Cajeros electrónicos

En lo que se refiere a los cajeros electrónicos, además de ser obsoletos, la carga de efectivo que reciben se agota al final de la mañana y ya no los alimentan con la frecuencia de otros tiempos, de manera que tampoco resuelven mucho.

Consultamos al gerente de una de las oficinas regionales de uno de los bancos más importantes del país y nos dijo que a Margarita no llega suficiente efectivo. “Además, las piezas del nuevo cono monetario no llegan con las variedades suficientes. Si pudiéramos cargar los cajeros con billetes de mayor valor, subirían los montos dispensados, pero eso no sucede. Nosotros pagamos lo que podemos, pero de las remesas solicitadas, solo recibimos un 20%”, explicó el funcionario que pidió mantener su identidad en reserva.

La falta de suficiente efectivo ha complicado la vida de los habitantes de Margarita y Coche, situación que se agrava por la falta de suficientes puntos de venta, las dificultades de conexión y el encarecimiento de todas las operaciones que se hacen por transferencia o puntos de venta, que de manera ilegal, tienen un recargo que en algunos casos llega al 40%.

Francisco Franco M.

Dejar respuesta