Un policía de Kansas fue asesinado al acudir a un pedido de auxilio

Un oficial de Kansas murió tras recibir un disparo el martes por la tarde. Previamente, a través de redes sociales, el jefe de la policía local había informado que se encontraba en estado crítico y llamado a rezar por su salud.

El departamento de policía confirmó más tarde que un sospechoso fue detenido y se estaba buscando a un segundo. El diario The Kansas City Star informó que decenas de agentes rodearon el área donde tuvo lugar el tiroteo, algunos de ellos armados con rifles.

El Star informó que una mujer salió de una casa cercana y tuvo una breve conversación con un oficial antidisturbios. A continuación, volvió a ingresar su casa dando gritos hacia alguien en el interior.

Es la segunda vez en el año que un policía de Kansas recibe un disparo durante su patrullaje. El detective Brad Lancaster, de 39 años, murió por un tiroteo el pasado 9 de mayo.

Loading...

Dejar respuesta