PDVSA demanda en EE.UU. compensación de $600 millones por caso de Rincón y Shiera

Una unidad de PDVSA pidió a un tribunal estadounidense que ordene a dos empresarios que la compensen por llevar a cabo un “escalofriante” esquema de soborno que le costó a la compañía pérdidas de 600 millones de dólares, publica la agencia Reuters

Una demanda presentada el pasado miércoles en un tribunal federal en Houston, fue la primera vez que PDVSA intervino formalmente en el caso, parte de una investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre el soborno de funcionarios de la compañía.

La filial de PDVSA Bariven SA, denunció en documentos judiciales que los fiscales habían ignorado su obligación legal de informar a Bariven de sus derechos como víctima de un plan de los empresarios venezolanos, Roberto Rincon y Abraham Shiera.

Bariven pidió la restitución de Rincon y Shiera, que se han declarado culpables de cargos bajo la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero.

“Que el abandono de su deber estatutario debe ser abordado rápidamente por esta Corte, ya que ya ha perjudicado a Bariven al mantenerlo en la oscuridad sobre el caso, los acuerdos de suplica y confiscaciones y; cualquier solicitud de continuación”, dijo Bariven.

PDVSA, con sede en Caracas, describió inicialmente el caso como parte de una conspiración y campaña difamatoria dirigida por Estados Unidos contra el socialismo en Venezuela, miembro de la OPEP.

Pero en su moción, la compañía dijo que una investigación interna conducida después de que los cargos fueran anunciados determinó que sufrió pérdidas de 600 millones de dólares.

“El alcance de esta empresa criminal es escalofriante”, dijo la compañía.

La compañía pidió al juez federal de distrito Gray Miller que le otorgara el estatus de víctima y estableció una audiencia de restitución antes de la sentencia de Rincón, Shiera y un ex empleado de Shiera, quien también se declaró culpable.

Rincon y Shiera están programados para ser sentenciados en junio.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos declinó hacer comentarios el lunes. Los abogados de los empresarios no pudieron ser contactados inmediatamente para hacer comentarios.

Los fiscales dijeron que Rincón, que era presidente de Tradequip Services & Marine, con sede en Texas, y Shiera, que vive en Miami y posee varias compañías de energía estadounidenses, conspiraron para pagar sobornos a funcionarios de PDVSA para obtener contratos.

De 2009 a 2014 más de $ 1 mil millones se rastrearon en la conspiración, con $ 750 millones a Rincón, un venezolano que vive en Texas, de acuerdo con documentos judiciales.

Otras cuatro personas además de Rincón y Shiera se declararon culpables de cargos, entre ellos tres ex funcionarios de PDVSA.

El caso es U.S. v. Rincon-Fernández, Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Distrito Sur de Texas, No. 15-cr-654

Dejar respuesta