NY Times: Congreso de Venezuela acusa a Maduro de dar un golpe de estado

El NY Times, uno de los diarios más importantes de los Estados Unidos, y uno de los más leídos en le mundo, publica en su edición de hoy los acontecimientos registrados el día de ayer en la Asamblea Nacional de Venezuela, donde en una sesión considerada como histórica, la mayoría de los diputados aprobó un acuerdo en el que se declara el rompimiento del orden constitucional en el país.

Lea a continuación la publicación del diario del norte. (Tradución de El-Aji.com)

El Congreso de Venezuela declaró el domingo que el gobierno ha puesto en escena un golpe de Estado mediante el bloqueo de la campaña para revocar al Presidente Nicolás Maduro, en una sesión legislativa estridente que fue interrumpido cuando sus seguidores irrumpieron en la cámara.

Los legisladores de oposición se comprometieron con poner el Sr. Maduro a juicio después de usar  una corte para su administración socialista bloqueando el jueves la campaña de recogida de firmas para convocar un referéndum sobre la revocatoria a su mandato.

El legislador, Julio Borges, dijo que el Congreso liderado por la oposición estaba ahora en rebelión abierta después que una mayoría de sus miembros votó que el gobierno había participado en un golpe de estado.

“Vamos a llevar un juicio político contra el presidente, Nicolás Maduro, para llegar a la parte inferior de su papel en la ruptura con la democracia y los derechos humanos aquí”, dijo Borges.

Un día de encendidos discursos fue arrojado brevemente en el caos cuando decenas de manifestantes que habían amenazado a legisladores de la oposición fuera del Capitolio, ingresaron a la fuerza. Los legisladores corrieron fuera de la trayectoria de los manifestantes, que coreaban: “!el  Congreso va a caer”

No estaba inmediatamente claro cómo los manifestantes entraron en el edificio fuertemente custodiado, que ha estado bajo el control de la oposición, ya que obtuvo una victoria aplastante en las elecciones legislativas en diciembre. Los manifestantes se comenzaron a presentar fuera del edificio después, Jorge Rodríguez, el líder del Partido Socialista, les pidió retirarse, lo que lleva a la oposición a afirmarr que el Sr. Rodríguez estaba dirigiendo la protesta.

Un portavoz de la oposición, Jesús Torrealba, dijo que la protesta en el seno de la Asamblea era una ilustración perfecta de la queja de la oposición de que la democracia había sido suspendido.

“El hecho de que los legisladores elegidos por 7,5 millones de personas fueron silenciados por 300 matones resume la situación mejor que cualquier discurso”, dijo.

Los legisladores también proponen esfuerzos para reemplazar los funcionarios electorales nacionales y jueces del Tribunal Supremo.

En medio de una grave escasez y la inflación más alta del mundo, las encuestas indican que hasta un 80 por ciento de los votantes quiere al Sr. Maduro fuera de la oficina este año.

Un impulso para emprender acciones legales contra el presidente empujaría aún más al país en una crisis constitucional, pero probablemente no prevalecería porque el gobierno controla los tribunales y otras instituciones importantes.

La oposición se encuentra en problemas, ya que ha sido incapaz de hacer alianzas con nadie en el Partido Socialista, de acuerdo con Javier Corrales, profesor de ciencias políticas en la universidad de Amherst.

“Es importante porque en otras crisis constitucionales, en otras partes de Latinoamérica, el comportamiento del partido en el poder es crucial”, dijo.

Un fallo de la corte de la semana pasada, suspendió el voto del revocatorio debido a lo que se llama fraude en una fase anterior de la recolección de firmas, provocó la condena del Departamento de Estado y la Organización de los Estados Americanos.

El domingo, el Congreso de Venezuela aprobó una resolución pidiendo a los líderes mundiales a intervenir para “proteger el derecho del pueblo a la democracia por cualquier medio necesario.”

Líderes de la oposición también se han comprometido a aumentar la presión en las calles, a partir de una protesta nacional el miércoles llamado “la toma de Venezuela.”

Dejar respuesta