Ministro de Interior de Colombia: “El pueblo cucuteño ha sido solidario con Venezuela, no es ciudad de mafiosos”

El ministro colombiano del Interior de Colombia, Juan Fernando Cristo, rechazó este lunes los comentarios del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y dijo que con “mentiras” y “ofensas” no se resuelven las crisis.

Maduro aseveró a comienzos de mes que “mafias” colombianas que operan desde Cúcuta, la capital del departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, atentan contra la moneda venezolana y que estaban detrás de un “golpe de Estado económico”.

“Cúcuta no es ciudad de mafiosos. Pueblo cucuteño ha sido solidario con venezolanos en frontera. Con ofensas y mentiras no se resuelve crisis”, escribió el ministro Cristo en su cuenta de Twitter.

Cuando la frontera está abierta, los venezolanos acuden a Cúcuta en busca de medicina y alimentos que escasean en su país.

En su momento, Maduro dijo que “en las calles de Cúcuta, en los almacenes de Cúcuta se ven los billetes venezolanos y están exportando billetes venezolanos desde Colombia”.

Por eso, según Maduro, le iba a solicitar a Colombia que “active mecanismos” contra las “mafias” que desde ese país atentan contra la moneda venezolana.

El jefe de Estado venezolano decidió ayer prorrogar la vigencia del billete de 100 bolívares, que fue retirado de circulación hace casi una semana, y el cierre de la frontera del país con Brasil y Colombia hasta el 2 de enero.

En desacuerdo con Maduro

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia citó al embajador de Venezuela en Bogotá para expresarle su “inconformismo” por las acusaciones del presidente Nicolás Maduro, que aseguró que en la ciudad de Cúcuta actúan “mafias” que atentan contra la moneda venezolana, informaron fuentes oficiales.

La Cancillería indicó en un comunicado que la “situación económica” que vive Venezuela “no se genera” en Colombia.

Resaltaron su voluntad de establecer un mecanismo técnico “que asegure que los tenedores de bolívares, que obrando de buena fe, puedan ingresar al sistema financiero venezolano los billetes de 100 bolívares producto de su actividad de comercial legal”.

La decisión de cerrar la frontera, que debía concluir este domingo, fue tomada para evitar que los billetes de 100 bolívares, que según dijo habían sido sacados del país por grupos ilegales, volvieran al curso legal.

Por ello, la Cancillería colombiana dijo que “frente a la estigmatización por parte de las autoridades venezolanas” de ciudades como Cúcuta “como sede de actividades económicas al margen de la ley”, el Gobierno rechaza “enfáticamente tales calificativos”.

“Los comerciantes de la ciudad de Cúcuta han sido quienes más han ayudado a los miles de venezolanos que han venido al país en busca de alimentos y medicamentos en los últimos meses”, agregó el comunicado.

EFE

Dejar respuesta