Matthew dejó 842 muertos tras devastador paso por Haití

CHANTAL, Haití (Reuters) – El rastro de destrucción del huracán Matthew en Haití dejó atónitos a los que contemplaron sus secuelas el viernes, con una cifra de muertos que asciende a 842 personas, además de decenas de miles que se han quedado sin hogar y cosechas arrasadas en la región más fértil del empobrecido país caribeña.

La información llegaba a cuentagotas desde las zonas remotas que quedaron aisladas por la tormenta, pero quedó claro que perecieron al menos 175 personas en aldeas dispersas en las montañas y la costa del extremo oriental de Haití.

Matthew hizo que el mar entrara en los frágiles poblados costeros, algunos de los cuales no han podido ser contactados hasta ahora.

Al menos tres aldeas reportaron decenas de víctimas, incluida la población agrícola de Chantal en las montañas, donde el alcalde dijo que perdieron la vida 86 personas, principalmente por la caída de árboles sobre las casas. Aseguró que hay 20 personas desaparecidas.

“Un árbol cayó en la casa y la destruyó, la casa entera cayó sobre nosotros. No pude salir”, comentó el chofer Jean-Pierre Jean-Donald, de 27 años, quien llevaba casado un año. “La gente vino a sacar los escombros y entonces vimos a mi mujer, que murió en el mismo lugar”, afirmó con su pequeña hija a su lado, que lloraba diciendo “Mami”.

Hay decenas de desaparecidos más, muchos de ellos en la región de Grand’Anse, en la zona norte de la península.

La localidad costera de Les Anglais perdió también a “varias decenas” de personas, dijo a Reuters el representante del Gobierno central en la región, Louis-Paul Raphael.

La cifra de víctimas seguía en aumento, pero varias agencias gubernamentales y comités diferían en el número total. Un recuento de fallecidos de Reuters reportados por protección civil y funcionarios locales situó la cifra en 842.

La agencia central de protección civil de Haití, que tarda más en recopilar las cifras porque necesita confirmación visual de las víctimas, dijo que 271 personas murieron por el paso de Matthew a través de la península occidental el martes, con vientos de 233 kilómetros por hora y lluvias torrenciales. Unas 61.500 personas se encuentran en albergues, señaló la agencia.

ESCAPANDO POR SU VIDA

Les Anglais fue el primer lugar de Haití al que llegó Matthew, en forma de un poderoso huracán de categoría 4, antes de desplazarse hacia el norte, perder fuerza y recuperarla camino a Florida, Estados Unidos, estado que estaba azotando el viernes.

Horas antes de la llegada del huracán a Haití, el alcalde de Les Anglais dijo a Reuters que los residentes estaban huyendo para salvar sus vidas ante el avance del mar sobre sus casas.

La caída de las redes telefónicas y la inundación de las carreteras por la subida del nivel del mar y el desborde de los ríos ralentizó la llegada de la ayuda a las localidades de la península. Debido a esa situación, los residentes se ayudaban entre ellos.

“Mi casa no fue destruida, así que estoy recibiendo a gente, como si fuera un refugio temporal”, dijo Bellony Amazan en Cavaillon, donde pereció cerca de una decena de personas. Amazan afirmó que no tiene comida para ofrecer a la gente.

A las afueras de Chantal, en un mercado improvisado, se vendían verduras y refrescos traídos desde Puerto Príncipe, ya que las carreteras hasta la capital estaban despejadas.

“Todas nuestras casas han sido destruidas, vivimos de esto”, dijo una de las vendedoras, que prefirió no dar su nombre.

 

Dejar respuesta