En lo que va del 2016 el terrorismo islámico ha asesinado a 11.774 personas

Atentados como el de Bruselas y Niza, y ataques personales motivados por lo que dicta la religión. Ese fue el escalofriante número desde el 1º de enero de este año

Infobae

Ocurrió este sábado cuando el sol caía en la ciudad de MultanPakistán. La modelo Qandeel Baloch fue asesinada por su hermano, un fanático religioso. La policía local declaró que fue estrangulada por una cuestión de “honor”. El criminal huyó. Y aunque no se trató de un atentado, fue la víctima número 11.774 del extremismo islámico en lo que va de 2016.

El cálculo fue realizado por un sitio que registra cada atentado, ataque o crimen motivado por cuestiones ultraislámicas. The Religion of Peace (La Religión de la Paz) lleva un listado dedicado a explicar brevemente cuántas víctimas mortales y heridos se produjeron por odio radical. Autodefinido como “no partidario y pluralista“, TROP (según sus siglas en inglés) nació en 2002 a partir de la masacre del 11 de Septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Desde ese año lleva una interminable lista en la cual incluye la fecha, el país y la ciudad donde ocurrió, la cantidad de muertos y heridos y una breve descripción de cómo se originó y cómo se motivó el ataque. La enumeración incluye los grandes atentados terroristas que conmovieron al mundo en estos siete meses, pero también aquellos que no trascendieron las fronteras de Medio Oriente y que son verdaderas matanzas étnicas.

El atentado en Niza cometido por un radicalizado -según la policía francesa- fue reivindicado por ISIS (AFP)
El atentado en Niza cometido por un radicalizado -según la policía francesa- fue reivindicado por ISIS (AFP)

Entre ellos se destacan los ataques en Niza, el centro comercial de Bagdad, el atentado en Bangladesh, el aeropuerto de Estanbul, Orlando, Bruselas, Tel Aviv y Lahore, en Pakistán. Fueron, en su mayoría, los que más atención consiguieron del público. Pero hubo más. Muchos más crímenes que sólo lograron despertar desinterés.

Como la masacre de Trípoli el 1º de enero. Ese día, los terroristas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ejecutaron a 300 inmigrantes de África Occidental. La noticia sólo ganó espacio en el diario Freedom Newspaper de Gambia.

Fallujah y Mosul, por ejemplo, fueron de las ciudades más golpeadas por el extremismo y las luchas intestinas en Siria e Irak. La primera de las ciudades fue blanco del radicalismo en 21 oportunidades desde el comienzo del año y 1.028 personas resultaron víctimas mortales de esos ataques de odio religioso.

No sólo Occidente sufre el extremismo islámico. Bangladesh también padeció la furia del Estado Islámico (AFP)
No sólo Occidente sufre el extremismo islámico. Bangladesh también padeció la furia del Estado Islámico (AFP)

Mosul, en tanto, también se desangró. En 49 ocasiones sufrió el extremismo. Y 1.045 perecieron. Aleppo, en Siria, también fue centro del fundamentalismo y las luchas entre sunitas y chiitas, donde los grupos minoritarios de religiones y costumbres milenarias padecen el acoso constante de los islamistas.

Entre los ataques más brutales sobresalen el ocurrido el 22 de abril en Mosul. Allí, 161 mujeres y niñas de la minoría Yazidi fueron ejecutadas por militantes del Estado Islámico por rehusarse a ser exclavas sexuales. El 19 de marzo, en la misma ciudad, se había encontrado una fosa común con 70 mujeres y niños. Otra tumba masiva sería hallada días después: el 1º de marzo, en Palmira, 40 mujeres y niños fueron enterrados por terroristas de ISIS.

Docenas de personas murieron como consecuencia del atentado en un centro comercial de Bagdad. ISIS detrás de la masacre
Docenas de personas murieron como consecuencia del atentado en un centro comercial de Bagdad. ISIS detrás de la masacre

El 24 de febrero, en la ciudad de Agatu, Nigeria, mercenarios islámicos ejecutaron a 300 cristianos, entre los que había mujeres embarazadas, niños y ancianos. La policía diría después que esa cifra había sido “exagerada”. Lo cierto es que el norte de ese país está bajo control absoluto del terrorismo musulmán. Boko Haram secuestra y masacra pueblos enteros ante la pasividad de las autoridades.

Según consigna The Religion of Peace en total hubo 1.274 ataques islámicos en lo que va del año, en 50 países. Además de las 11.774 muertes, unas 14.303 personas resultaron heridas. La cuenta, igualmente, sorprende por otro número que registra el sitio: desde 2001 se produjeron 28.822 ataques movilizados por el islamismo extremo. ¿La cantidad de víctimas mortales desde entonces? La cifra intimida: 199.077. En pocas horas, probablemente, ese número quedará viejo.

Miembros de un equipo de fútbol son llevados para ser ejecutados por ISIS en Irak
Miembros de un equipo de fútbol son llevados para ser ejecutados por ISIS en Irak

Loading...

Dejar respuesta