Mientras Lennin Moreno celebra su victoria, el opositor Guillermo Lasso declara fraude y pide conteo de votos

El Consejo Nacional Electoral de Ecuador reportó la noche del domingo que con el 98.61% de los sufragios escrutados el candidato oficialista Lenín Moreno se encaminaba a triunfar en las elecciones presidenciales del país. Sin embargo, su rival Guillermo Lasso se dijo víctima de un fraude y adelantó que impugnará los resultados.

Según el organismo, Moreno obtiene el 51,14% de los votos, mientras que Lasso 48.86%. Los candidatos están a unos 220.000 votos de diferencia, con una distancia mayor a la cantidad de sufragios por contar.

Aunque el organismo electoral no ha declarado a un ganador oficial, el presidente Correa celebró la victoria de su candidato a través de su cuenta de Twitter, mientras que Lasso dijo que los delgados de su partido presentarán objeciones en todas las provincias del país debido a que no coinciden las actas originales con las cifras del Consejo Electoral, de lo cual ha puesto en conocimiento al secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Ver: Rafael Correa: “La revolución volvió a triunfar en Ecuador”

“Actuemos de la manera más pacífica, pero firme en nuestra protesta que es legítima en democracia, y vamos a decir ‘no me robes el voto’ porque queremos un cambio en Ecuador”, afirmó.

Poco después, añadió: “Señor Correa, no juegue con fuego. Aquí hay gente que no le hemos tenido miedo, que lo vamos a seguir enfrentando, no juegue con el pueblo”.

Juan Pablo Pozo, presidente del Consejo Nacional Electoral, afirmó antes que Ecuador “merece la responsabilidad ética de sus actores políticos de reconocer la decisión democrática del pueblo en las urnas. El pueblo se pronunció en paz y respetando el orden público. Es importante que hoy respetemos a la ciudadanía. Aquí no se ha regalado ni ha quitado un solo voto a nadie”.

Casi de manera paralela, miles de enardecidos seguidores de Lasso salieron a las calles en ciudades como Quito, Guayaquil, Esmeraldas y Santo Domingo entre otras, donde protagonizaron incidentes con la policía y hasta encendieron fogatas.

En la capital, rompieron barreras metálicas y llegaron casi al pie de la sede del Consejo Nacional Electoral en el norte capitalino, mientras decenas de policías se empeñaban en contener la avalancha humana en medio de golpes, empujones y ánimos crispados.

“¡Fraude, fraude!” era el grito que crecía en este grupo, mientras que del otro lado, a unas cuatro cuadras, cientos de personas que apoyan a Moreno bailaban y cantaban: “¡Sufre, Lasso, sufre!”, “¡Llora, banquero, llora!”.

Por el momento, la única evidencia de un posible fraude presentada por el equipo de Lasso fueron los resultados de un pequeño centro de votación provincial, que según dijeron se invirtieron al ser reportados a las autoridades electorales en Quito. La Organización de Estados Americanos, que envió una misión de observadores, no realizó comentarios de inmediato.

Foto: Guillermo Lasso
Foto: Guillermo Lasso

Moreno dijo que comenzará a trabajar de inmediato en su transición. Con Correa detrás de él, los dos se unieron a los seguidores que coreaban eslóganes izquierdistas en un acto al aire libre.

Horas después de presentar los resultados del conteo rápido, el presidente venezolano Nicolás Maduro escribió en su cuenta de Twitter: “Felicidades Ecuador. Triunfó la Revolución Ciudadana. Felicitaciones presidente Rafael Correa. Compañero presidente Lenín Moreno, victoria heroica”.

ás allá de la región, las elecciones fueron seguidas de cerca por partidarios del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, que desde 2012 vive en refugiado en la embajada de Ecuador en Londres. Antes del balotaje, Lasso dijo que expulsaría al activista australiano, a quien Suecia quiere extraditar, en sus primeros 30 días de gobierno. Moreno manifestó que le permitiría quedarse.

Poco después de conocerse los resultados, Assange devolvió el aviso a Lasso desde su cuenta de Twitter.

Dejar respuesta