Irma tocó tierra en Cuba la noche del viernes con la fuerza destructiva de la categoría 5

La monstruosa tormenta alcanzó el archipiélago cubano de Camagüey, situado al norte de la isla con vientos máximos sostenidos de 260 km/h.
El ojo del huracán se encontraba a 190 km al este-sureste de la ciudad cubana de Caibarién.
Copiosas precipitaciones azotaban desde más temprano a la isla, donde fueron desalojadas más de un millón de personas.
En las zonas turísticas de la costa norte, más de 10.000 turistas extranjeros y varios miles de veraneantes cubanos fueron trasladados a lugares seguros, en tanto La Habana estaba en fase de “alerta”.

Dejar respuesta