Ascienden a 120 los fallecidos por terremoto en Italia

Foto: Reuters

ACCUMOLI, Italia (Reuters) – Un devastador terremoto sacudió el miércoles varias localidades del centro de Italia, dejando al menos 120 personas muertas, residentes atrapados bajo los escombros y un número indeterminado de desaparecidos.

El terremoto arrasó localidades montañosas y dejó caminos intransitables en una zona ubicada a unos 140 kilómetros al este de Roma. El movimiento se sintió en Bologna al norte y Nápoles al sur, ciudades que están a más de 220 kilómetros del epicentro del movimiento.

Aunque la magnitud del terremoto fue sólo de magnitud 6,2 -con epicentro cerca de la ciudad de Nursia- el daño que ocasionó fue severo debido a que se originó a poca profundidad, a unos cuatro kilómetros bajo la superficie.

En la localidad de Accumoli, una familia de cuatro personas, incluyendo un niño de 8 meses y otro de 9 años, quedó sepultada bajo los escombros. Mientras los servicios de emergencia sacaban el cuerpo del bebé, cuidadosamente envuelto en una manta blanca, su abuela culpó a Dios por lo ocurrido: “Se los llevó a todos juntos”, dijo.

El Ejército fue movilizado para ayudar con equipos especiales y el Gobierno liberó 235 millones de euros (265 millones de dólares) en fondos de emergencia. En el Vaticano, el Papa Francisco envió a una sexta parte del pequeño departamento de bomberos de la Santa Sede a la zona arrasada.

Los servicios de emergencia usaron helicópteros para movilizar a los sobrevivientes.

Una fotografía aérea de la zona afectada mostraba franjas destruidas de la ciudad de Amatrice, mientras los escombros llenaban las calles de la localidad cercana de Accumoli.

Las imágenes de Amatrice revelaban devastación completa. “No existe más”, dijo a RaiNews24 el presidente de la Región Lacio, Luca Zingaretti.

“Es toda gente joven, es temporada de vacaciones y el festival local estaba por celebrarse pasado mañana, así que mucha gente vino a ese evento (…) Es una catástrofe”, dijo Giancarlo, un residente de Amatrice de 65 años, sentado en la calle vestido apenas con ropa interior.

Mucha gente está desaparecida, y la llegada de turistas por las vacaciones hace que cuantificar las víctimas sea mucho más difícil.

El primer ministro Matteo Renzi, quien actualizó la cifra de muertos tras visitar el área, pidió unidad en este momento trágico. “Hoy es un día para llorar. Mañana podremos hablar de reconstrucción”, sostuvo.

En Accumoli, los edificios que todavía estaban en pie mostraban grietas y daños en su estructura, mientras los residentes se esforzaban por remover escombros con sus propias manos antes de la llegada de los servicios de emergencia.

El alcalde de Accumoli dijo que unas 2.500 personas quedaron sin hogar. El terremoto causó daños en ciudades de las regiones de Umbría, Lacio y Las Marcas.

“Tres cuartos de la ciudad han desaparecido”, dijo Sergio Pirozzi a la RAI. “Ahora tenemos que salvar a la mayor cantidad de gente. Se escuchan voces bajo los escombros, tenemos que salvar a esa gente”, agregó.

El instituto sismológico de Italia, el INGV, reportó 150 réplicas en las 12 horas posteriores, la más fuerte de magnitud 5,5.

El último gran terremoto que afectó a Italia se produjo en 2009 en la central ciudad de L’Aquila, en un evento en el que murieron más de 300 personas.

El peor terremoto en el país desde el inicio del Siglo XX fue en 1908, cuando un movimiento seguido por un tsunami dejó unos 80.000 fallecidos en las sureñas regiones de Reggio Calabria y Sicilia.

Angela Merkel dijo que Alemania ayudaría a Italia si el país lo requería. “Las fotografías que hemos visto son horribles. Estamos listos para hacer todo lo que podamos para ayudar a Italia si es necesario”, afirmó la canciller en una rueda de prensa en Estonia.

Loading...

Dejar respuesta