Fiscalía de Nueva York cita a venezolanos por caso de los sobrinos flores

NUEVA YORK.- A través de una carta de la defensa de Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores De Freitas al juez del caso, Paul Crotty, se supo que la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York citó a ciudadanos venezolanos a comparecer ante la Corte por el caso de los sobrinos de la Primera Dama, Cilia Flores.

La carta explica que las personas citadas son parte de los contactos que se encontraban en los teléfonos celulares incautados durante el arresto, en Haití el 10 de noviembre de 2015, de los acusados. En la correspondencia la defensa asegura que las citaciones realizadas a ciudadanos venezolanos, que además se encuentran en Venezuela, son ilegales.

Las citaciones exigen que los ciudadanos se presenten en persona en el número 40 de Foley Square, oficina 220, en Manhattan, el 21 de octubre de 2016. La defensa explica que es poco tiempo antes del inicio de la selección del jurado en este caso. Además, aseguran que hay, por lo menos, tres razones, que se pueden enumerar, para demostrar que dichas citaciones constituyen “un uso totalmente impropio de los poderes de los fiscales y una violación de la ley”:

En primer lugar, la defensa explica que no está permitido enviar citaciones penales a los extranjeros que no residan en los Estados Unidos.

“Que una citación judicial no se puede enviar a los ciudadanos extranjeros que residen fuera de los Estados Unidos es un principio tan básico de la ley que el Gobierno no puede haber fallado a conocerla”, dicen los abogados de Campo Flores y Flores De Freitas.

La defensa detalla que la Fiscalía envió un correo electrónico a varios ciudadanos venezolanos que residen en Venezuela con citaciones en inglés que pretenden exigir su aparición en un tribunal estadounidense. “Esto se trata de un intento de la Fiscalía de engañar a un número de ciudadanos extranjeros a que viajen a los EEUU con el temor de enfrentarse a sanciones por desacato al tribunal”, alegan en el documento.

Aseguran también, que las citaciones en cuestión carecen de una dirección detallada, que incluyen solamente un nombre y fueron enviados a una dirección de correo electrónico extraída de los contactos de los acusados. “La Corte no debe permitir tal comportamiento engañoso por parte del Gobierno”, solicitan al Juez Crotty.

La defensa expone que las citaciones en cuestión se firmaron el 6 y 8 de octubre de 2016 y solicita la aparición de los destinatarios para el 21 de octubre de 2016 – una fecha que está a menos de dos semanas después de la fecha en que se firmaron estas citaciones. Explican que además si el equipo del Fiscal Prett Bharara estuviese contemplando la realización de una investigación por separado y no pescando a ver si logran nuevas evidencias, no habrían fijado una fecha que le garantiza los costes de transporte aéreo exorbitantes y es apenas incluso factible en vista del calendario de visado para los ciudadanos venezolanos que desean viajar a los Estados Unidos.

“Las citaciones en cuestión son un burdo intento de engañar a los ciudadanos venezolanos en la creencia de que están obligados a venir a los Estados Unidos con la esperanza de encontrar alguna evidencia de salvar el caso justo antes del juicio”, concluyen.

Se oponen a audiencia Curcio

La defensa de los sobrinos Flores se opusieron, además, a la petición de la Fiscalía de una nueva Audiencia Curcio. Los abogados introdujeron una carta ante la Corte, que ya fijó al fecha de dicha audiencia para el 13 de octubre de 2016 a las 4:00pm, argumentando que nada ha cambiado para que la Fiscalía haga dicha solicitud. Que desde siempre estuvieron informados sobre la identidad de la persona que pagaba la defensa, en este caso Wilmer Ruperti, y que ya los acusados renunciaron a sus derechos de un juicio libre de conflicto.

A tres días de la audiencia el Juez Paul Crotty no se ha pronunciado sobre si procede o no la solicitud de la defensa.

Loading...

Dejar respuesta