Encuentran bandera del Estado Islámico en la habitación del atacante al tren en Alemania

MÚNICH (Reuters) – La policía encontró una bandera de Estado Islámico pintada a mano y un texto escrito parcialmente en pashtún en la habitación de un joven refugiado afgano que atacó con un hacha a pasajeros en un tren en el sur de Alemania, dijo el martes un ministro estatal.

El ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann, dijo que era demasiado pronto para decir si el joven era miembro de Estado Islámico (EI) o de otro grupo militante. EI se adjudicó la responsabilidad por el ataque, según su agencia de noticias Amaq.

“Estamos al tanto de la adjudicación de responsabilidad por parte de Estado Islámico pero (…) la investigación no ha producido ninguna evidencia hasta ahora que pueda indicar que este joven era parte de una red islámica”, dijo Herrmann en una conferencia de prensa.

El joven de 17 años hirió de gravedad a última hora del lunes en un tren a cuatro residentes de Hong Kong, uno de los cuales sigue en condición crítica, y luego provocó heridas a una mujer local después de huir y antes de que la policía lo matara.

El ataque ocurrió días después de que un hombre tunecino embistió un camión contra una multitud que asistía a los festejos por el Día de la Bastilla en Niza, la ciudad ubicada al sur de Francia, provocando la muerte de 84 personas. Estado Islámico también se adjudicó la responsabilidad por ese incidente.

El caso probablemente profundice las preocupaciones sobre los llamados “atacantes solitarios” en Europa y podría ejercer presión política sobre la canciller alemana, Angela Merkel, quien recibió a cientos de miles de inmigrantes en Alemania el año pasado.

El líder del grupo anti-inmigración Alternativa para Alemania (AfD) dijo que Merkel y sus seguidores eran los culpables de la peligrosa situación de seguridad porque sus “políticas de bienvenida habían traído a demasiados jóvenes, sin educación, y a hombres musulmanes radicales a Alemania”.

Herrmann dijo que las personas que conocían al atacante lo habían descripto como una “persona tranquila y equilibrada que iba a la mezquita para las fiestas importantes, pero que no necesariamente estaba allí cada semana”.

 

Dejar respuesta