Donald Trump elimina llamado programa “Dreamers” para niños migrantes

President Donald Trump waves after arriving on Air Force One at Miami International Airport in Miami, Friday, June 16, 2017, before giving a speech on Cuba policy. (AP Photo/Evan Vucci)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, eliminó el martes un programa que protege de la deportación a casi 800.000 jóvenes que ingresaron al país ilegalmente cuando eran niños y fijó un plazo de seis meses para que el Congreso elabore una nueva legislación que reemplace a la iniciativa.

La medida de Trump, anunciada por el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, pone fin al programa denominado Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

El plan, creado por el expresidente demócrata Barack Obama, cuenta con el apoyo de sus correligionarios y muchos líderes empresariales. El gobierno de Trump dijo que ningún beneficiario actual del programa se verá afectado antes del 5 de marzo.

Sessions indicó que la decisión no implica que los beneficiarios del DACA sean “malas personas”.

“Tener un sistema legal de inmigración que sirva al interés nacional no podemos admitir a todos los que quieran venir aquí. Es así de simple. Esa sería una política de fronteras abiertas y el pueblo estadounidense ha hecho bien en rechazarla”, agregó.

La decisión posiblemente irritará una vez más a la comunidad latina, un segmento creciente de la población de Estados Unidos y cada vez más importante como bloque votante. La mayoría de los inmigrantes protegidos por el DACA, conocidos como “Dreamers”, procede de México y de otras naciones latinoamericanas.

La iniciativa de Trump, que aplaza el fin real del programa, deja la responsabilidad del destino de los “Dreamers” en mano de sus camaradas republicanos, que controlan el Congreso. No obstante, desde la llegada al poder de Trump en enero, no han sido capaces de aprobar leyes importantes y ya mostraron en el pasado sus agudas divisiones en materia de inmigración.

En el 2012, Obama evitó al Congreso y creó el DACA a través de un decreto, luego de que los legisladores no consiguieran aprobar una ley que habría concedido una vía a la ciudadanía a jóvenes inmigrantes.

El martes, Trump parecía decidido a presionar a los legisladores para que actúen. “¡Congreso, estén listos para hacer su trabajo: DACA!”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter en la mañana del martes, antes de realizar el anuncio.

La decisión de Trump podría haber sido forzada por la amenaza de nueve fiscales generales estatales, todos republicanos, de presentar demandas si no se ponía fin al DACA. Por su parte, varios fiscales estatales demócratas anunciaron también iniciativas legales para defender el programa.

Dejar respuesta