Denuncian a Daniel Ortega de secuestro y abuso sexual a una menor de edad

La nicaragüense Elvia Junieth Flores afirmó que ella y su familia han sido “víctimas de abuso” de parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, después de que su familia denunciara que el mandatario se aprovechó sexualmente de ella desde que tenía 15 años y que tiene encarcelado a otro hermano.

EFE

En medio de una conferencia de prensa que ofrecían en Miami cuatro de sus ocho hermanos para denunciar su caso, se dio entrada a una llamada telefónica de la propia Flores, quien llorando indicó que la “injusticia” y la lucha por la libertad de su hermano Santos Sebastián la impulsaron a romper el silencio.

Yo soy la principal víctima de abuso de poder del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra; ha destruido a mi familia, me ha destruido a mí“, manifestó desde Managua.

“Mi situación es exactamente la misma que tiene mi hermano, mi hermano está preso en el sistema penitenciario, y yo estoy presa en una casa, en la misma posición, es una tortura psicológica, tengo muchos impedimentos para realizarme como madre, como persona, como profesional”, subrayó.

La joven aseguró no tener “actualmente relación” con Ortega y ser madre de dos niñas, una de 5 años y una bebé de 11 meses, pero dijo que no está “preparada” para hablar de la paternidad.

“Respecto a la situación privada y personal de mis hijas, es algo que yo prefiero no hablar, porque es algo muy delicado y difícil”, precisó.

Tras señalar que se siente en “riesgo“, la joven precisó que tiene “restricciones migratorias” y que aunque puede salir a llevar al colegio a su hija mayor, entre otras actividades, siempre está vigilada y con los teléfonos intervenidos.

Flores evitó responder a la pregunta de cómo se mantiene económicamente y dijo que no se acuerda de cuándo fue la última vez que tuvo contacto con Ortega.

“Desde que el presidente apareció en la familia, solo tragedias han sucedido”, manifestó.

Denunció que “el poder en Nicaragua está totalmente centralizado; el Ejecutivo usa el Poder Judicial para enjuiciar y reprimir y acallar las voces“, y lamentó no haber podido ver a su hermano encarcelado en meses.

Me estoy liberando y temo por mi vida, por mi familia, porque es una situación muy fuerte, en calidad de hija, de hermana, de madre“, manifestó.

Martha, Sugey, César y Byron Flores Castillo, que están radicados en Miami, comparecieron ante la prensa para dar a conocer la situación de Elvia Junieth y de Santos Sebastián Flores Castillo, quien, según expresaron, fue encarcelado “injustamente” acusado de violación por haber defendido a su hermana.

Sugey Flores, que recordó que ellos eran una familia de ideología sandinista, explicó que este caso los “enluta” desde hace más de diez años, y es la causa por la que varios de los hermanos se hayan refugiado en los Estados Unidos.

¿Qué tipo de presidente puede ser este con estas aberraciones?“, se preguntó Sujey después de señalar que Ortega le imputó a Santos Sebastián Ortega “un supuesto delito” por haber denunciado en Nicaragua lo que ellos supieron por boca de Elvia Junieth.

Según Sugey Flores, ella y su hermano Santos denunciaron verbalmente el caso ante organismos de derechos humanos cuando se enteraron por Elvia Junieth que “Ortega la tocaba y que habían tenido relaciones” tras frecuentarla desde que la conoció en 2005 durante la campaña presidencial.

Martha Flores, quien es abogada, dijo a EFE: “(Elvia Junieth) era una menor de edad, aunque sea con su voluntad, eso está tipificado en nuestro país como violación, una persona de 15 años no tiene lo (la) suficiente (madurez como) para tomar decisiones“.

Toda la familia hemos sido víctimas de chantaje“, dijo por su parte Sugey Flores, “todos hemos sido víctimas de encarcelamientos arbitrarios, secuestros, desalojos y confiscaciones de bienes”.

La mayor preocupación de los Flores es por la situación de Santos Sebastián, al que dijeron que “están matando lentamente” en la cárcel, con “un trato inhumano” y sin derecho a visitas ni a salir al patio.

Los hermanos Flores Castillo responsabilizaron a Ortega y a su esposa, Rosario Murillo, de lo que les pueda pasar y pidieron que cese el abuso de poder en contra de su familia.

La madre de los hermanos Flores, que, según dijeron este miércoles está “muy enferma”, hizo las mismas denuncias en 2015 a medios internacionales.

Dejar respuesta