Carles Puigdemont criticó la detención de ex miembros del gobierno catalán: “Fue por sus ideas”

Mientras aguarda la decisión de la juez de la Audiencia Nacional de España sobre su posible detención, el destituido presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, criticó este jueves la prisión preventiva de ocho de sus ex consejeros impuesta por las autoridades españolas y acusó a los partidos constitucionalistas de desearles la cárcel.

“El legítimo gobierno de Cataluña encarcelado por sus ideas y por haber sido leales al mandato aprobado por el Parlamento de Cataluña”, escribió el ex mandatario de la Generalitat en su cuenta de Twitter.

“El clan furioso del 155 nos quiere en prisión. El clamor sereno de los catalanes es de libertad”, añadió en un segundo mensaje, también en catalán, ilustrado con una fotografía de una concentración independentista.

Puigdemont, que según fuentes de su entorno permanece en Bélgica desde el pasado lunes junto a otros cuatro ex consejeros (Clara Ponsatí, Antoni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret) ha reaccionado así a la decisión de la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, de enviar al cesado gobierno de Cataluña a prisión a la espera de juicio.

Lamela ha dictado prisión provisional sin fianza para el ex vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y otros siete ex consejeros, y prisión eludible bajo fianza de 50.000 euros para el también ex consejero Santi Vila, que dimitió antes de la declaración unilateral de independencia del pasado viernes.

La juez también decidió aplazar su decisión acerca de ordenar la detención de Puigdemont y los cuatro ex consejeros de su gabinete que lo acompañan en Bruselas.

El ex presidente de la Generalitat y los cuatro ex consejeros regionales que le acompañan en Bélgica no compareció hoy en la sede judicial en Madrid para declarar ante la Audiencia Nacional.

Puigdemont, que ha contratado en Bélgica a un abogado experto en procesos de extradición y derechos humanos, se había expresado públicamente por última vez ayer, también a través de Twitter, con un mensaje en el que recordaba la “violencia” del referéndum ilegal del 1 de octubre y dijo que seguiría trabajando “a pesar de las amenazas pasadas y presentes”.

Dejar respuesta