Bombarderos EEUU vuelan sobre Corea del Sur en demostración de fuerza tras prueba nuclear

SEÚL (Reuters) – Dos bombarderos estadounidenses B-1 volaron el martes sobre Corea del Sur, en una demostración de fuerza y solidaridad con su aliado tras la prueba nuclear de Corea del Norte la semana pasada, y un enviado de Washington pidió una respuesta rápida de Naciones Unidas contra Pyongyang.

Los bombarderos estratégicos supersónicos B-1 Lancer, con base en Guam, fueron escoltados por aviones de combate surcoreanos y estadounidenses en un vuelo a baja altura sobre la base Aérea Osan en Corea del Sur, ubicada a 77 kilómetros de la zona desmilitarizada en la frontera con Corea del Norte.

Hablando el martes en la capital surcoreana, el enviado de Estados Unidos sobre el programa nuclear de Corea del Norte, Sung Kim, dijo que su país sigue abierto a un diálogo auténtico y significativo con Pyongyang para poner fin a su búsqueda de armas nucleares.

“Nuestra intención es conseguir la resolución más fuerte posible (del Consejo de Seguridad de la ONU) que incluya nuevas sanciones tan pronto como se pueda”, dijo Kim en una rueda de prensa tras reunirse con su homólogo de Corea del Sur.

El funcionario dijo que Estados Unidos trabajará con China, el principal aliado diplomático de Corea del Norte, para cerrar las lagunas en las resoluciones existentes, que fueron reforzadas con el respaldo de Pekín en marzo.

“China ha sido muy clara (al expresar) que entienden la necesidad de una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU en respuesta a la última prueba nuclear de Corea del Norte”, dijo Kim.

Sin embargo, China y Rusia, que se oponen a la decisión de Washington y Seúl de desplegar un sistema antimisiles en territorio surcoreano para contrarrestar la amenaza de los misiles norcoreanos, se han mostrado renuentes a respaldar unas nuevas sanciones.

“Ambas partes creen que la prueba nuclear de Corea del Norte no es beneficiosa para la paz y la estabilidad en la península coreana”, dijo el martes el periódico oficial chino People’s Daily tras una reunión de seguridad de alto nivel en Pekín entre China y Rusia.

“En la actualidad, hay que trabajar duro para evitar que la situación en la península continúe empeorando, y poner el tema de la nuclearización de la península de vuelta en el camino del diálogo y la consulta”, agregó.

 

Dejar respuesta