5 claves del nuevo acuerdo de paz en Colombia

El nuevo acuerdo logró cambios, ajustes y precisiones en 56 de los 57 temas del acuerdo anterior

Según explicó el presidente colombiano Juan Manuel Santos en su discurso, el nuevo acuerdo alcanzado con las FARC logró cambios, ajustes y precisiones en 56 de los 57 temas del acuerdo anterior.

A continuación, los puntos principales del nuevo acuerdo (cuyo contenido completo se conocerá en las próximas horas), según una lista publicada por el el diario colombiano El Tiempo.

1. No habrá cárcel para los que confiesen y colaboren plenamente, pero quienes reciban ese beneficio solo podrán moverse en áreas con una extensión no superior a la de las zonas establecidas para la desmovilización.

Eso quiere decir que los condenados por la Justicia Especial para la Paz deberán tener autorización para moverse de allí. Además, las penas se mantienen -hasta 20 años de prisión efectiva para quienes no colaboren y reparen- y se aplican por igual a guerrilleros, militares y agentes del Estado responsables de crímenes en el conflicto y a civiles que fueron determinantes en la guerra.

Otro punto importante es que las Farc se comprometieron específicamente a reparar a las víctimas con los bienes adquiridos durante la guerra, algo que hasta ahora habían negado.

2. La elegibilidad de los ex guerrilleros se mantiene

Este fue el único punto en el que no hubo ningún cambio: todos los miembros de las Farc, incluso los máximos jefes, pueden ser elegidos a pesar de que tengan condenas por delitos de lesa humanidad y de guerra.

Por otro lado, fue el propio Santos quien detalló los limites de la participación política.

“Las Farc no tendrán curules a dedo; no tendrán lugares en el gobierno; pero si podrán presentarse a las elecciones”, explicó el mandatario.

El mantenimiento de la elegibilidad se debe al hecho que un proceso de paz se realiza precisamente para sacar de la guerra a actores armados a los que se les abren espacios políticos a cambio de que abandonen la violencia.

Santos citó como ejemplo el caso de Irlanda del Norte, en donde los ex guerrilleros comenzaron desde el primer día en participar a la vida política.

3. La Justicia Especial para la Paz se ajusta a la jurisdicción colombiana

La nueva jurisdicción de paz era uno de los frentes más atacados del anterior pacto de paz. En el nuevo modelo hay cambios fundamentales. Por un lado, no habrá magistrados extranjeros, aunque sí la eventual participación de algunos expertos en los procesos en calidad de ‘amicus curiae’, expertos en asuntos penales y de justicia transicional que podrán dar concepto en algunos casos.

Además, la Corte Constitucional queda, de alguna manera, por encima del Tribunal Especial para la Paz en la medida en que resolverá las tutelas que se entablen contra esta jurisdicción.

Esta jurisdicción tendrá además una duración específica.

4. Los acuerdos se respetarán, pero podrán ser modificados

A diferencia de lo que se previó hasta el 2 de octubre, el contenido de los acuerdos no será integrado al bloque de Constitucionalidad. Eso significa que por un lado, la decisión libre y soberana del Congreso pueda llevar a cabo los cambios legislativos relacionados con el cumplimiento del acuerdo. Y por el otro, que la revisión de las Cortes, especialmente de la Constitucional, podrá introducir eventuales modificaciones.

5. Los casos de narcotráfico se revisarán caso a caso

El nuevo acuerdo establece un filtro para determinar, caso a caso, si un guerrillero puede recibir beneficios de indulto y amnistía incluso por narcotráfico, o negar ese beneficio. Con este nuevo acuerdo se crean nuevas herramientas para evitar que delincuentes comunes terminen beneficiados del proceso de paz.

(Fuente: El Tiempo)

Dejar respuesta