Reuters: PDVSA planea emitir USD 4.700 millones en deuda para pagar facturas pendientes

CARACAS (Reuters) – La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) tiene planes de emitir hasta 4.700 millones de dólares en deuda privada, a fin de saldar facturas pendientes con sus proveedores, según un documento interno de la firma visto por Reuters.

El volumen de los títulos deja ver que la gigante petrolera ha decidido apoyarse mucho más en la estrategia de transformar su deuda comercial en deuda financiera, un mecanismo que empezó a usar el año pasado, para buscar un acuerdo con empresas clave y recuperar su declinante bombeo de crudo.

Con la entrega de los pagarés, PDVSA conseguirá postergar hasta por tres años el pago de facturas atrasadas, pero podría opacar el optimismo que repuntó en el mercado en septiembre, cuando la firma propuso canjear unos 5.300 millones en bonos que vencen en el 2017 para aliviar pagos de los próximos 15 meses.

En una presentación hecha por PDVSA, en junio, a empresas petroleras, y a la que Reuters tuvo acceso, se indica que la estatal había contactado a 63 firmas de servicios y les propuso compensar con “notas promisorias” sus deudas comerciales, por un monto total de 4.733 millones de dólares.

El documento no especifica si las empresas habían recibido los instrumentos financieros.

No obstante, en otro documento de PDVSA -su más reciente reporte financiero-, la estatal explicó que entre mayo y septiembre entregó pagarés por 1.150 millones de dólares a 10 empresas que brindan servicios de transporte, perforación de pozos y mantenimiento, entre otros.

No estaba claro de inmediato si la emisión era parte del paquete propuesto de deuda por 4.700 millones de dólares o si las dimisiones de la operación habían cambiado desde que fue presentada inicialmente en junio.

PDVSA no ofreció comentarios de inmediato.

En el prospecto que acompañó la propuesta de canje en septiembre, la petrolera informó que pactó en privado la emisión de pagarés con empresas de servicios que incluyen a Weatherford y Halliburton, además de firmas locales menos conocidas como Proambiente y Elecnor.

Weatherford y Halliburton declinaron comentar y Reuters no pudo contactar a las otras empresas mencionadas en el documento.

Las empresas petroleras, en su mayoría locales, han estado dispuestas a recibir estas notas porque pasan a contar con un papel que pone fecha límite de pago a sus facturas pendientes y adquieren un derecho similar al de los tenedores de bonos, en caso de un incumplimiento al vencimiento.

DEUDAS DE HOY, PARA MAÑANA

En la presentación elaborada por el equipo de finanzas de PDVSA, la empresa dijo que seguirá trabajando en dos esquemas para transformar la deuda en compromisos financieros, lo que agregará más fechas de amortización a la curva de la estatal.

Con las empresas grandes negociará, en privado, la emisión directa de títulos y, con las firmas medianas y pequeñas, emitirá notas con apoyo de un banco de inversión internacional.

La compañía ya informó a unas 44 empresas de servicios petroleros locales que tiene previsto entregar en una emisión a concretarse en pocas semanas nuevas notas a tres años por un monto mayor a 2.500 millones de dólares, dijo una fuente familiarizada con estas negociaciones.

La intención de PDVSA es ir transformando las facturas en deuda financiera por tramos, y aseguró que cuenta con el apoyo de un banco europeo para concretar las operaciones, agregó la fuente, a cambio de mantener su nombre en reserva.

El presidente de PDVSA, Eulogio Del Pino, reconoció en septiembre que la firma ha tenido “muchas dificultades” para gestionar sus operaciones de deuda, por una campaña de desprestigio que, según dijo, se gesta contra el Gobierno.

En la próxima emisión de pagarés, PDVSA quiere negociar un período de gracia de 12 meses, lapso en el que sólo cancelaría intereses, añadió la fuente consultada.

De concretarse las nuevas colocaciones de notas, como planifica el equipo de PDVSA, se comprometería parte del ahorro que intenta conseguir la petrolera con la oferta de canje de bonos 2017 por títulos que vencerán en el 2020.

La compañía dejará de cancelar unos 3.500 millones de dólares entre 2016 y 2017 en caso de conseguir canjear el 75 por ciento de los bonos a vencer el año que viene, de acuerdo con un reciente reporte de JP Morgan.

Pero con los pagarés emitidos hasta septiembre, PDVSA abultó su servicio de deuda hasta el 2019, con pagos de unos 400 millones de dólares anuales en amortizaciones e intereses, según las condiciones que divulgó a inversionistas.

En paralelo, con el canje de bonos la petrolera aumentará sus compromisos financieros entre 2018 y 2020 en unos 1.100 millones de dólares, agregó el informe de JP Morgan.

Loading...

Dejar respuesta