Henkel García: Si no se resuelve la crisis política, 2017 será peor que 2016

Para el analista financiero y director de Econométrica, Henkel García, el año 2017 será peor que 2016 si no se resuelve la crisis política que vive Venezuela.

“2017 va a depender de lo político. Ojalá haya algún tipo de avance significativo a comienzos de año, si no 2017 pinta peor que 2016, algo que ningún venezolano de a pie quiere, todo lo contrario, queremos que Venezuela comience a encaminarse hacia la prosperidad, hacia el crecimiento económico, hacia la posibilidad de que cada quien pueda realizarse y que su esfuerzo sea recompensado con un ingreso apropiado. Eso es lo que quieren todos los venezolanos”, dijo García

Agregó que las perspectivas son mucho más negativas que hace algunos meses, porque había ciertas esperanzas de que por el proceso de diálogo se pudiera darle resolución a la crisis económica. Insistió en que para resolver la situación económica es necesario resolver el problema político.

“La mesa de diálogo era una esperanza para la resolución de la crisis política. Eso, es claro y notorio, ha tenido retraso, en especial, por falta de voluntad por parte del gobierno ha no llegado a algún tipo de acuerdo que abra paso para empezar a distender las tensiones que hay tanto en el mundo político como en el económico”, manifestó.

El experto en materia financiera destacó que mientras más se postergue esa solución, las cosas en el país van a estar cada vez peor y el ritmo de deterioro comenzará a acelerarse nuevamente.  “Buena parte de esto se está reflejado en el dólar paralelo actualmente”, dijo.

Ratificó que mientras el Ejecutivo continúa sin tomar medidas, la situación será peor de lo que está en la actualidad. “Situación que ya es inaguantable para buena parte de las familias venezolanas que no ven ningún tipo de solución a corto plazo. Muchas están pasando por graves dificultades para conseguir alimentos, se está extendiendo una realidad terrible que es la gente comiendo de la basura y esto es indetenible hasta que se tomen medidas al respecto. El mismo gobierno puede llegar a algún tipo de acuerdo con la oposición para empezar a tomar medidas en lo económico, para hacer una transición económica. Es falta de voluntad política”, enfatizó.

Recordó que una de las comisiones que forman parte de la Mesa de Diálogo está dedicada al tema económico y agregó que Unasur ha hecho algunas sugerencias que han sido ignoradas por el gobierno.

“Pareciera que hay intereses en mantener el status quo, pese a que está perjudicando terriblemente la calidad de vida de millones, quizás de los 30 millones de venezolanos”, enfatizó.

Miedo justificado 

Sobre el alza del dólar paralelo dijo que las cotizaciones  en el mercado negro se “hacen de forma muy oscura”, y el gobierno no puede intervenir para tratar de controlarlo  por tratarse de un mercado ilegal.

Agregó que debido a la abrupta caída en la entrega o liquidación de divisas oficiales, los comerciantes y empresarios han tenido que recurrir directa o indirectamente al mercado negro para buscar divisas.

“El miedo es totalmente justificado porque ya con un tipo de cambio de reposición de 1500 o 2000 que es lo que suponían algunos empresarios que podía ser su tipo de cambio de reposición, hoy encuentran que es mucho más elevado. Si cuando el paralelo estaba relativamente estable ya había dificultades para sobrevivir, ahora que el paralelo es tres veces el valor que tenía hace algunos meses, por supuesto que van a tener miedo porque van a decir: si ahorita no puedo en unos meses, cuando los precios se ajusten,  menos voy a poder. El miedo es totalmente justificado. Un gobierno responsable lo que haría hacer es tomar algún tipo de medida para darle solución al mercado paralelo”, ratificó.

Escasez de efectivo 

Al ser consultado sobre los billetes de alta denominación y la escasez de efectivo, García aseguró que esos billetes llegan muy tarde, puesto que debieron salir hace dos o tres años.

“Esto revela ya un error. Uno no entiende cómo de un billete de 100 bolívares vamos a pasar a quizás uno de 10 mil. Debiste ir paulatinamente de 100 a 500, de 500 a 1000, de 1000 a cinco mil. Estás haciendo un salto de 100 a 10 mil, queda revelado un error, una renuencia del Ejecutivo de facilitar las transacciones en efectivo”, señaló.

Explicó que había anticipado la escasez de efectivo porque el Banco Central de Venezuela (BCV) acostumbra a emitir mayor cantidad de billetes a partir de octubre y noviembre para llegar a diciembre con una cantidad de efectivo que pueda cumplir con las expectativas y los compromisos de pago en efectivo. “Vimos en octubre que el BCV no había hecho eso, es más el ritmo de impresión de billetes había disminuido en términos nominales, es decir, en 2016 se estaba imprimiendo a menor ritmo que en 2015. Estaba claro que este problema de efectivo iba a ocurrir y que se va a seguir complicando hasta el momento en que entren los nuevos billetes en circulación, no hay otra”, aseguró.

De acuerdo con informaciones que maneja, el BCV está sacando una mayor cantidad de billetes de 100 que supone tenía en algún tipo de inventario, pero eso va a ser insuficiente. Explicó que debido a esta escasez de efectivo, los bancos han limitado el retiro de efectivo.

“Ellos tienen un monto de efectivo que también es limitado y van a tratar de distribuirlo de la mejor manera… los bancos están respondiendo a una ambiente de escasez de efectivo que es provocada por la improvisación y la falta de planificación o por la renuencia del BCV a emitir los billetes de alta denominación”, explicó.

Dejar respuesta