El gran reto de la banca en 2017 será su capacidad para otorgar créditos

Economista Leonardo Buniak, considera fundamental que salgan lo antes posible al mercado los billetes de alta denominación

El economista y calificador de riesgo bancario, Leonardo Buniak, afirmó que el gran reto que tendrá la banca en Venezuela en 2017 es su capacidad patrimonial para dar créditos.

El experto explicó que pese a que la banca se encuentra en este momento suficientemente capitalizada, es decir, goza de buena salud financiera, su capacidad crediticia podría verse afectada para finales de este año o principios de 2017, debido “al crecimiento desbordado de la liquidez monetaria, del crecimiento desmesurado de los bolívares inyectados por el Banco Central de Venezuela (BCV) a través de la monetización del déficit fiscal, los bolívares han crecido demasiado y la banca ha consumido capital, sus indicadores de solvencia han ido disminuyendo, limitando su capacidad de prestar”.Cabe destacar, según dijo, que el crédito bancario es el que permite financiar la actividad productiva, genera empleo y crecimiento económico. 
De igual manera, considera que la tarjeta de crédito no tendrá gran poder adquisitivo y puso como ejemplo que “hoy se cobra aproximadamente entre 500 y 600 mil bolívares por pasaje (aéreo internacional), pues no hay una tarjeta de crédito en la actualidad en Venezuela que pueda comprar un pasaje y como viajamos en familia, son dos, tres o cuatro pasajes… Hay un problema serio donde el ciudadano ha visto erosionada su capacidad para comprar, y la tarjeta de crédito en época de inflación muy alta, mejor en época de hiperinflación, prácticamente desaparece”.
Sobre las medidas adoptadas por la Superintendencia de Bancos (Sudeban) para el retiro de efectivo, dijo que el problema no son las regulaciones que pueda aplicar el ente supervisor sino la evaporación de los medios de pagos líquidos de la economía. “El problema es la inflación que estamos viviendo en 2016, que está valorada en más o menos 500%, y la subyacente, que incorpora precios regulados en niveles de casi 1000%,  y lo más importante de esta película es que el BCV, y eso es lo lamentable, no ha hecho un reconocimiento de los niveles de la inflación  y no ha avanzado con rapidez a modificar el cono monetario. El billete de 100 bolívares no compra absolutamente nada”, indicó.
Considera que ya es fundamental y necesario que aparezcan los billetes de 500, 1000, 2000, 5000, 10.000 y 20.000. “Además están programados, pero el BCV, por razones que no entiendo, creo que son barreras ideológicas o el no reconocimiento de la realidad económica del país, no ha avanzado rápidamente en la entrega”, concluyó
Loading...

Dejar respuesta