Fetraharina reporta déficit de 50% de trigo para cubrir demanda

El Ejecutivo puso el foco esta semana en las panaderías. Las largas colas que muestran estos expendios detonaron las sospechas de irregularidadespor parte de las autoridades, pero la Federación de Trabajadores de la Harina (Fetraharina) aclaró que la escasez de trigo para procesar harina panadera, así como de otras variedades, explica el desabastecimiento del sector.

El presidente de Fetraharina, Juan Crespo, precisó que los 12 molinos que operan en el país requieren de 120 mil toneladas de harina panadera al mes para cubrir la demanda existente de este alimento, pero advierte que sólo llega la mitad de la materia prima (60 mil toneladas), y no de manera regular.

Indicó que en algunas ocasiones la cantidad del insumo entregado a la industria harinera es menor, ya que el rubro importado por el Ejecutivo -el Gobierno controla 100% las compras externas- no es el adecuado para el pan, sino que es trigo durum o trigo galletero, afectando aún más la disponibilidad de la materia prima para surtir las panaderías.
Debido a la insuficiencia de trigo, Crespo advierte que las multas a las panaderías por mantener colas son contrarias a una actividad que entre industria y expendios genera más de 300 mil empleos directos y más de 1 millón 700 mil indirectos.

La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) anunció que sancionará a las panaderías que mantengan colas, porque las filas tienen “una intención política y no responden a fallas del producto, pues la materia prima está llegando”.
Sin embargo, Crespo señaló que hay un déficit importante de materia prima. Puso de ejemplo que mientras “el molino que se encuentra en Catia La Mar (Vargas), encargado de cubrir 38% del mercado de pasta está paralizado, la planta de Catia (oeste de Caracas), cuenta con materia prima hasta el próximo jueves”.

Control

Para Crespo, las colas en las panaderías continuarán, por lo que de materializarse las multas, cree que serán trasladadas al consumidor, agudizando la crisis del sector.

A la espera de que se instalen mesas de trabajo para buscar soluciones, el Gobierno redobló los controles. El jefe de la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro), Menry Fernández, adelantó que evalúan regular la elaboración del producto, de manera de estipular la cantidad de pan dulce y salado que deben producir.

Dejar respuesta