Canje de bonos de Pdvsa despierta más dudas que interés

Cambiar un bono 2017, cuyo precio está en 75% de su valor en el mercado, por un papel 2020 que cuesta mucho menos no es atractivo

El Nacional

BLANCA VERA AZAF

Tres firmas internacionales reseñan en sus informes, publicados ayer, que el canje de los bonos de Pdvsa 2017N y 2017 no fue recibido de manera positiva por el mercado. Las condiciones del intercambio por un bono 2020 no son iguales y el hecho de colocar a Citgo como garantía –empresa de la que el gobierno quería prescindir hace un año– no genera confianza.

La firma UBS señala que los términos de la oferta estuvieron por debajo de las expectativas de los inversionistas. El llamado factor de intercambio es de un bono 2017 con un valor de 75% en el mercado por otro título con vencimiento 2020, cuyo precio estaría entre 50% y 60% del valor facial.

Destaca que la inclusión de las acciones de Citgo como colateral en la propuesta es una manera de “endulzarle” la operación a los inversionistas, “pero parece no ser suficiente para que los tenedores de bonos se sientan atraídos a participar”.

Añade que de acuerdo con la propia valoración hecha por Pdvsa, 50,1% del valor de las acciones de Citgo era de 4,15 millardos de dólares al cierre de diciembre de 2015. “Con esta cifra el nuevo bono le daría una protección muy limitada a los títulos”.

Adicionalmente, UBS apunta que el colateral no debe ser tomado como valor facial del papel porque los inversionistas tienen que evaluar que este canje es llevado a cabo sin la aprobación de la Asamblea Nacional. “De allí, que si la oposición llega al poder podría no reconocer el canje”. Otro factor de incertidumbre es no saber cómo será el estado financiero de la filial petrolera en 2020, dado el récord negativo que actualmente tiene Petróleos de Venezuela.

Tifel Nicolaus & Co Inc indica en su reporte que haber ofrecido 50,1% de las acciones de Citgo resulta muy bajo. “En el otoño de 2014 Pdvsa quiso vender Citgo por un monto que estaba entre 8 millardos y 10 millardos de dólares. Además, Citgo tiene sus propios acreedores de deuda, la cual ha continuado incrementándose. “Aunque la cláusula de colateral del canje de deuda tiene algo de valor, observamos mucha incertidumbre sobre ese particular”.

Añade que es difícil colocar un valor concreto a este colateral. “Por tanto, recomendamos mantener el bono 2017N y el 2017 hasta que disminuya la incertidumbre”.

La firma Torino asegura que los tenedores sienten que el canje no es lo suficientemente atractivo porque perciben que la oferta será aprovechada por las instituciones del Estado y otras entidades locales.

Lea más en El Nacional

Loading...

Dejar respuesta