Advierten que incremento salarial reducirá producción

Foto: Archivo

Representantes del empresariado nacional sostuvieron que los niveles de productividad se mantienen por debajo de los estados óptimos y aducen que el incremento salarial agravará la situación.

Durante una rueda de prensa en la sede de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), gremios fijaron posición ante la situación económica actual, presididos por el mandatario de la institución, Francisco Martínez, quien exhortó al Estado a tomar los correctivos necesarios, pues considera que “tienen en sus manos, evitar la agudización de las crisis” nacional, si se toman las medidas requeridas.

En ese sentido, la presidenta de Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), Cipriana Ramos, aseguró que el sector comercio “ha venido colapsando”.

Afirmó así, que el aumento salarial propiciado por el gobierno nacional la semana pasada, se realizó “sin pensar que los que realmente pagan salarios, no van a tener cómo hacerlo”.

Igualmente, Ramos asomó que se mantienen expectantes ante un cuarto incremento de salario, tal como sucedió en el transcurso del año pasado. “Con los incrementos salariales, esperamos un cuarto, porque el año pasado en mejores condiciones que ésta, hubo cuatro aumentos salariales. Eso es un costo muy fuerte”, recalcó la agremiada.

Además, manifestó que “han trabajado con el mínimo del personal” en diferentes comercios y especificó que, en especial las farmacias, “no pueden bajar a menos de tres o cuatro personas”, cuestión que de suceder, significaría el cierre de éstas.

La presidenta de Consecomercio aseveró que las expectativas para el cierre de este año sostienen “un estado grave”, al verse disminuidas las importaciones en un 93%, de acuerdo a declaraciones del presidente de la República, Nicolás Maduro.

“En el sector aduanero portuario tuvimos 8 días en Vargas sin un barco. Estamos trabajando con lo mínimo, porque incluso estamos consumiendo nuestros ahorros”, acotó.

Por otro lado, presente también en el encuentro, Juan Pablo Olalquiaga, presidente de la Confederación de Industriales de Venezuela (Conindustria), ratificó que la situación de la industria nacional es “dramática”. Informó que al primer trimestre del 2016 están utilizando sólo el 36% de su capacidad instalada.

“Históricamente la capacidad utilizada de la industria siempre se había mantenido por encima del 46%, al bajar a 36%, se evidencia que muchas empresas están paralizadas”, mencionó el industrial.

En ese contexto, argumentó que un cambio para el segundo semestre, dependerá precisamente, en aplicar políticas orientadas hacia la búsqueda de nuevas alternativas.

Desde este punto, el presidente de Fedecámaras destacó el clima de incertidumbre actual “no contribuye a una estabilización de la situación económica, ni a la recuperación del sector productivo”.

Martínez expuso que Venezuela necesita recuperar la confianza en sus instituciones y agregó que “el empresariado venezolano aspira a que el gobierno nacional implemente una política coordinada de estabilización macroeconómica, que evite la hiperinflación y libere los controles”, contrarios a promover el incremento de la inversión, la producción y la productividad.

Sumó, de igual modo, que se debe reactivar la confianza a partir del diálogo con los agentes económicos.

“El sector productivo nacional requiere trabajar en paz, necesitamos condiciones que nos permitan generar bienes y servicios, promover trabajos productivos y recuperarnos de una economía disminuida”, determinó el representante empresarial.

Loading...

Dejar respuesta