A 8 años de la reconversión monetaria: El Bolívar fuerte se convirtió en el Bolívar débil

Billete de 100 bolívares

1 de enero de 2008, en Venezuela entra en vigencia un proceso de “reconversión monetaria”, ello supuso, la supresión de 3 ceros al bolívar. Es decir, 1.000 en el año 2007, sería Bs. 1 en 2008. Se cambió la denominación a la moneda de Bolívar a Bolívar Fuerte.

Al menos hasta el mes de junio de ese año, se manejaban ambas monedas, el bolívar tradicional y el nuevo denominado como fuerte. El Banco Central de Venezuela, avanzó campañas informativas de cómo funcionaría la nueva moneda y la paridad con la anterior

La Argumentación oficial en 2008 para adelantar la reconversión

¿POR QUÉ LA RECONVERSIÓN MONETARIA?
  • Pérdidas de poder de compra de las monedas y billetes, lo que motivó reformas sucesivas del cono monetario.
  • Circulación de nuevas especies monetarias y desaparición de otras.
¿QUÉ ESPERABA LOGRAR EL BCV CON LA RECONVERSIÓN MONETARIA?
  • Facilitar la compresión de cantidades muy grandes de dinero. Es más sencillo entender el significado de un millón y medio que de mil quinientos millones de bolívares.
  • Reducir el número de billetes per cápita en manos del público.
  • Reducir los costos transaccionales.
  • Lograr efectos psicológicos positivos.
  • Simplificar los cálculos aritméticos de importes denominados en moneda nacional. Es más fácil dividir 20 entre 5, que 20.000 entre 5.000.
  • Facilitar las transacciones en dinero. Es más fácil pagar con 50 o 100 bolívares fuertes que con 50.000 o 100.000 bolívares.
  • Lograr un empleo más eficiente de los sistemas de cómputo y registro contable. Quien utilice exclusivamente bolívares fuertes se ahorrará tres dígitos, o tres ceros.
  • Reforzar la confianza en el signo monetario.

El billete de menor denominación presentado, era de Bs. 2 y el de mayor valor, Bs. 100

La realidad económica de Venezuela en 2008

En febrero de 2008, la canasta básica alimentaria tenía un valor de Bs. 1.246, y la canasta básica familiar se ubicaba en Bs. 2.707. Para ese entonces, el salario básico era de Bs. 615, es decir, se requerían 4,4 salarios mínimos para satisfacer las necesidades básicas de una familia compuesta por 4 miembros. En Mayo de 2008, el gobierno nacional decretó un aumento de salario del 30%, ubicándolo en Bs. 799,23.

Con la nueva moneda, se necesitaban 27 billetes de la mayor denominación para adquirir una canasta básica, mientras que para pagar el salario mínimo, se necesitaban casi 8 billetes de Bs. 100 (máxima denominación)

La tasa de cambio de Bolívar a Dólar oficial para el año 2008, era de Bs. 2.15 por cada dólar y el no oficial se ubicaba en Bs. 4,60 por cada moneda norteamericana. (febrero 2008)

Al cambio oficial, el salario mínimo era de 286,04 dólares. A tasa no oficial, un trabajador devengaba el equivalente a 133,69 dólares.

Con el aumento de mayo, el salario quedaría en $ 371,73 a tasa oficial, mientras que a tasa no oficial quedaba en 235,06 dólares americanos (la tasa de cambio para mayo de 2008, se ubicó en 3,4 Bs x $).

La inflación cerró en 2008 en 30.9%, siendo la más alta de la región.

Año 2016 (apenas 8 años luego de la reconversión)

Al cierre de este año, Venezuela registra no solo escasez de productos básicos (alimentos, medicinas, insumos de aseo personal, etc.), sino que se agrega a la lista una seria falta de billetes circulantes. La razón, es que con una inflación desbocada, se requieren cada vez más billetes para adquirir bienes o servicios.

El salario mínimo al cierre del 2016 cerró en Bs. 90.812,10, de los cuales solo 27.092,10 son de dinero efectivo, en virtud que los 63.720 restantes son en bono de alimentación con los que legalmente, solo se puede adquirir alimentos y medicinas. Respecto a 2008, el salario mínimo ha aumentado 11,362.44%.

La tasa de cambio oficial para el 5 de diciembre de 2016, es de 664,62 bolívares por dólar, es decir, 30.912,55 % de aumento respecto a la tasa de cambio oficial de 2008. La tasa no oficial, sufrió un incremento del 72.596,49% respecto a diciembre de 2008 que cerró con una tasa de 5,7 bolívares por dólar.

A la tasa de cambio oficial, el salario mínimo en Venezuela (aumento al 1 de noviembre) queda en 136,63 dólares, mientras que la tasa no oficial serían apenas 21.94 dólares americanos.

Para octubre de 2016, la canasta básica familiar se ubicó en Bs. 542.412,79 sufriendo un incremento de 20.037,41% respecto a 2008. Se calcula que la economía venezolana cierre el año 2016 con una inflación superior al 700%.

Actualmente, se necesitan 5.424 billetes de la mayor denominación (Bs. 100) para lograr cubrir una canasta básica familiar, es decir, 5.397 billetes más que en 2008 (20.088,88% mas), mientras que para pagar la parte líquida de un salario mínimo ( Bs. 27.092,10), se requieren 270 billetes de Bs. 100 (la máxima denominación), es decir, 262 billetes más (3.275% más billetes).

Capacidad de cambio del billete de bs. 100 2008 vs 2016

Para enero de 2008 la tasa de cambio oficial (CADIVI), era de 2,15 bolívares por cada dólar. El billete de mayor denominación es de 100 (hasta la fecha) y con el, se lograban comprar 42,15 dólares, mientras que 2016 a 8 años de la reconversión, con la tasa de cambio SICAD (664,62 Bs x $), con el mismo billete, apenas se logrará adquirir 0,15 dólares.

Año 2008 

Bs. 100= $42,15 (tasa oficial de Bs. 2,15 por $)

Año 2016 

Bs. 100 = $0,15 (tasa oficial de Bs. 664.62 por $)

Nuevos billetes antes de cerrar el 2016

Ante esta situación de una inflación desbocada, los requerimientos de dinero en efectivo se hacen cada vez más agudos.

Calculando que un núcleo familiar está compuesto por 4 personas, en Venezuela habrían unos 7.500.000 hogares. Si cada uno de esos hogares necesitara efectivo para hacerse de los bienes y servicios que componen la canasta básica, se requerirían 40.680.000.000 billetes de Bs. 100.

Dado el escenario, el gobierno nacional ha decidido avanzar con la emisión de nuevos billetes con valores de de Bs. 500, Bs. 1.000, Bs. 2.000, Bs. 5.000, Bs. 10.000 y Bs. 20.000 (justamente la denominación previa a la reconversión de 2008). Es decir, el billete de mayor denominación a partir del 15 de diciembre de 2016, supone el equivalente a Bs 20.000.000 en el año 2007 antes de la reconversión monetaria

Para el año 2008 los venezolanos conocimos “la nueva cara” de nuestra tradicional moneda nacional, el bolívar “fuerte”. Uno de las propagandas oficiales mostraba a un venezolano luchando contra un personaje llamado “Medio Malo” quien advertía sobre los graves problemas económicos que traería la política económica que se implementaría en adelante. 

“Vengo a advertirte sobre la reconversión monetaria: Todo se va a encarecer, habrá inflación, devaluación de la moneda, habrá desabastecimiento, fuga de inversiones, pasarás hambre, habrá miseria”, esgrimía “Medio Malo” frente a un personaje que evadía los argumentos al mejor estilo de la película norteamericana “Matrix”.

¿Alguna similitud con la situación actual? ¿se superaron los argumentos para la reconversión?

 Especial El-Aji.com

Dejar respuesta